Ortega, la primera general por «méritos, no por cupos»

17/07/2019

La general de brigada Patricia Ortega ha recibido este martes el fajín rojo que la distingue como la primera mujer en alcanzar el empleo de general "por haber acumulado el mérito y capacidad para ello, y no por cupos" para promocionar a la mujer, ha asegurado el jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME).

ETIQUETAS:

Así se ha expresado este martes el general Francisco Javier Varela en el acto militar en el que ha impuesto el fajín a la primera mujer que entró en la Academia General Militar de Zaragoza allá por 1988 y que, este martes, 30 años más tarde ha sido ascendida a general de brigada del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra.

En su primera intervención como general, Ortega ha agradecido a sus mandos, a sus compañeros y a su familia el apoyo, la lealtad y la paciencia con la que la han acompañado en una trayectoria que no culmina con el ascenso de hoy sino que traerá nuevos retos.

En la sede del Ministerio, ante la ministra de Defensa, Margarita Robles; la plana mayor del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), donde trabaja actualmente, numerosos compañeros y toda su familia, Ortega a recibido de manos del JEME el fajín carmesí que distingue a los más altos oficiales desde el siglo XVI.

Ortega ha accedido al empleo de general de brigada por haber "acreditado de modo sobresaliente la competencia profesional y capacidad de liderazgo", determina el decreto de concesión leído solemnemente al inicio del acto.

Un hecho que también ha resaltado en sus palabras el general Varela, quien ha subrayado que la general Ortega "asciende por haber acumulado el mérito y capacidad exigible para ello y no en virtud de un cupo por razón de género" y por que ha "superado de manera notable 30 años de sacrificio, dedicación y esfuerzo".

"Esto es el triunfo de la normalidad", ha dicho el JEME, quien ha animado a Ortega a seguir afrontando los retos de la profesión.

Por su parte, la general ha agradecido a sus compañeros y a todos los integrantes de las Fuerzas Armadas su "trabajo y dedicación" y ha subrayado que el mérito de haber alcanzado el grado de general no es solo suyo.

"No se llega aquí solo, esto no es el éxito de una persona, es el éxito de la profesión" y de todos sus compañeros y miembros de las Fuerzas Armadas.

La ministra de Defensa ha aprovechado esa mención al trabajo en equipo para reprochar a quienes dicen servir a la sociedad pero sólo les importan los "personalismos" y que su "nombre aparezca en los medios o lograr un destino" en vez de preocuparse por trabajar por "una España más grande y mejor".

Hasta en dos ocasiones, Robles ha aprovechado el acto militar para recordar a "muchos servidores de la sociedad, que deberían aprender" del trabajo en equipo y la lealtad que muestra las Fuerzas Armadas en defensa de España, en una referencia que los presentes han entendido iba dirigida a los líderes políticos que negocian la investidura del presidente del Gobierno..

"Es lo que quiero para España: que se dejen los personalismos a un lado y se piense en trabajar por una España más grande y mejor, que es incompatible con posicionamientos puramente personales", ha dicho.

"Yo les diría a algunos que lo único que quieren es que su nombre aparezca en los medios de comunicación y algún destino, que aprendan de las Fuerzas Armadas", que defienden la paz, la seguridad y la prosperidad de todos "sin reclamar ningún tipo de protagonismo", ha subrayado.