El obispo de Canarias, José Mazuelos. / Juan Carlos Alonso

El obispo de Canarias anima a quien haya sufrido abusos sexuales por un miembro de la Iglesia a denunciar

Mazuelos defiende que «hay que investigar» todos los casos de pederastia y se debe «ayudar y reparar a las víctimas»

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El obispo de Canarias, José Mazuelos, ha animado este martes a todo aquel que haya sufrido abusos sexuales por parte de un miembro de la Iglesia a que lo denuncie, porque él defiende que «hay que investigar» todos los casos de pederastia y se debe «ayudar y reparar a las víctimas».

«Estamos haciendo los deberes, en el sentido de que llevamos mentalizando, sensibilizando, poniendo (los casos) en manos de la Justicia cuando hay que hacerlo... y tengo una cosa clara: cuando hay un abuso, si hay certeza de abuso, lógicamente fiscalía, juez y que entren los tribunales. Y, si esa persona tiene que ir a la cárcel, que vaya«, ha manifestado el prelado a la cadena SER.

Ninguna denuncia en Las Palmas

José Mazuelos ha precisado que en el año y medio que lleva como obispo de Canarias -diócesis que abarca las islas de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa- n o ha recibido ninguna denuncia de abusos sexuales, pero recuerda que sí tuvo algún caso cuando era obispo de Jerez (2009-2020) y su respuesta fue tajante.

«En Jerez sí tuve un caso y está en la cárcel el cura. Eso se lo puedo decir, porque es público, está juzgado y, además... fue denunciado por mí», ha señalado el obispo, que garantiza a todo aquel que le comunique un caso de abusos que «tendrá justicia».

Mazuelos ha subrayado que al expresarse en estos términos no solo expresa su criterio, sino que sigue la línea que ha marcado sobre este asunto el papa Francisco.

Dos casos a Fiscalía

No obstante, también ha pedido que respete la presunción de inocencia y se deje investigar a los tribunales en aquellos casos en los que persista alguna duda y que no se pretenda «manipular» este asunto presentado la pederastia como algo «de la Iglesia».

En respuesta a la petición hecha por la Fiscalía General del Estado, el fiscal superior de Canarias, Luis del Río, ha remitido dos denuncias pendientes de presuntos abusos en el seno de la Iglesia, las dos relativas a la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Diócesis Nivariense).