El presidente del CES destaca que las ayudas son para personas enfermas, sin recursos y que, sin ellas, se mueren. / ARCADIO SUÁREZ

El CES: «No tiene nombre que en Canarias se tarde tres años en recibir la ayuda de dependencia»

El Consejo Económico y Social dice que la gestión es «ineficiente» y recalca que son ayudas dirigidas a personas que «si no las reciben se mueren»

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias tarda una media de tres años en reconocer una ayuda a la dependencia frente a los 180 días (seis meses) que recoge la norma como el plazo en el que deberían resolverse este tipo de expedientes. En muchos de los casos la ayuda llega demasiado tarde y una vez que la persona ha fallecido.

La situación lejos de mejorar en los últimos años ha empeorado, lo que llevó ayer al Consejo Económico y Social de Canarias (CES) a alzar la voz para reclamar mayor eficiencia en la gestión de de estos recursos «que van dirigidos a personas que si no reciben la ayuda se mueren». «Lo que está ocurriendo no tiene nombre. Menos debatir en el Parlamento y más mejorar la gestión», indicó el presidente del CES, José Cristóba García, en la presentación del informe anual del organismo.

García calificó de «deficiente» la gestión que se hace en Canarias en materia de Dependencia para agilizar los expedientes y llegar a tiempo a las personas. En su opinión, el problema no es de falta de personal, ya que, de hecho, se ha contratado en el último año a un centenar de personas para esta labor, y la situación ha empeorado. «No decimos que se contrate más personal. No es la solución. Si no simplificamos, evaluamos y eliminamos barreras no vamos a lograr salir de esta situación», indicó.

García asemejó el problema que sufre Canarias en la gestión de los recursos públicos tanto en Dependencia como en otras departamentos a un «laberinto». Según indicó, estamos todos en él y no encontramos la salida y lo que hacemos es meter más gente, con lo que la situación se complica. «Al final molestamos más y no salimos. Quitemos el laberinto», indicó García, que recordó que en Dependencia hay fondos pero también una «gestión inadecuada y deficiente».

Para el presidente del CES «es impensable» que de las 54.714 solicitudades que se presentaron durante 2020 solo se resolvieron 38.655 y quedaron sin respuesta 16.059. Se gestionaron un 70% frente al 92% nacional.

García consideró que «bastaba» ya de debates en el Parlamento de Canarias respecto al personal de Dependencia y que era hora de dar soluciones y mejorar la gestión. «Esto requiere de un tratamiento serio y de una buena gestión de los recursos. Estas cifras no pueden seguir así», manifestó. El presidente del CES apuntó que en ocasiones los expedientes se demoran tanto que cuando se van a gestionar es necesario volver a evaluar. «Se retroalimenta el retraso constantemente. Cambian horas, lugares de expediente y tras años de espera vuelven a evaluar. No hay coordinación interna. No funciona», apuntó García, que señaló que las personas que piden la ayuda no tienen recursos, están enfermas y reclaman ayuda. «Es dinero para la atención de personas y nos dedicamos a pelear en el Parlamento. Si el que está no es capaza de gestionar esto que se vaya», señaló.

En su opinión, los retrasos que se dan en Dependencia provocan que haya personas que ni siquiera estén pidiendo la ayuda «porque,para qué, si no la van a recibir». «Es probable que haya menos peticiones de las que hay por eso, para no perder el tiempo», indicó García, que se pregunta por otro tipo de subvenciones como la Renta Mínima. «¿Cuándo va a llegar?», apuntó.