Muere una niña de 9 años y su tío resulta herido grave tras una electrocución en el río Jerte

El hombre fue trasladado al hospital Virgen del Puerto de Plasencia y más tarde al centro hospitalario La Paz de Madrid

JOSÉ M. MARTÍN | RUBÉN BONILLA Badajoz

Desgraciado accidente en la localidad cacereña de Galisteo. Una menor de 9 años ha muerto y su tío de 44 años ha resultado herido grave esta tarde en el río Jerte, junto al puente del merendero de la localidad cacereña.

Todo apunta a que el suceso ha ocurrido sobre las 17.00 horas durante la práctica de la pesca, cuando el tío ha lanzado la caña metido en mitad del río y ha debido de dar en unos cables de alta tensión produciendo lo que se conoce como un arco eléctrico y se han electrocutado tanto el hombre como su sobrina. La mujer del herido consiguió tirar de una extremidad del electrocutado y lo ha llevado hasta la orilla y cuando ha querido ir a por su sobrina ya había desaparecido por la corriente.

El 112 Extremadura adelantó en un primer momento que el hombre fue trasladado al hospital Virgen del Puerto de Plasencia y, más tarde, al centro de referencia de quemados el hospital de La Paz de Madrid en un helicóptero del SES. Además, también estaba desaparecida la sobrina que, por desgracia, apareció muerta cerca de donde encontraron al tío, junto al puente del merendero. Los bomberos de SEPEI de Plasencia y Cáceres, junto a miembros de Protección Civil, fueron los que encontraron el cadáver en una zona fangosa del río. Los padres de la menor, residentes en Madrid, fueron avisados cuando aún la buscaban.

Las labores de búsqueda de la menor se hicieron tanto por tierra como por el río Jerte con varias zodiacs de protección civil y bomberos. La alcaldesa de Galisteo emitió un bando municipal por la tarde para que los vecinos ayudaran en la búsqueda de la menor en una zona accesible del río.

Además de los bomberos y protección civil hasta el lugar también se desplazaron dotaciones del SES, de Cruz Roja, un helicóptero del Infoex y Guardia Civil.

Pesca y electrocución

Por desgracia este tipo de accidentes deportivos no es la primera vez que ocurre. En 2014 falleció un hombre en Ciudad Real por el mismo motivo y un joven pescador de 28 años recibió en 2012 una descarga eléctrica al tocar su caña con un cable del tendido eléctrico en el río Zapatón, en la localidad de Villar del Rey.