Rosana Melián: «El transporte terrestre debe reducir la dependencia del petróleo»

25/12/2019

La Consejería de Transición Ecológica de Canarias destina casi 165.000 euros a estudios de apoyo al Plan de Transición Energética Los estudios tienen como finalidad la elaboración de estrategias para el autoconsumo fotovoltaico, de almacenamiento energético y del vehículo eléctrico. Su coordinadora, la directora general de Energía, Rosana Melián, ve urgente reducir la dependencia del petróleo en el sector del transporte terrestre.

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias destinará 164.969,06 euros a la realización de diversos estudios en materia energética que sirvan de apoyo y complemento al futuro Plan de Transición Energética de Canarias (PTECan) 2021-2030, cuya elaboración está previsto iniciarse en el próximo año 2020, razón por la cual considera necesario comenzar cuanto antes con los citados trabajos.

El consejero del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, manifestó que «con estos estudios se quiere profundizar en los campos de la energía solar fotovoltaica en la modalidad de autoconsumo, del almacenamiento energético y del vehículo eléctrico, aspectos claves para la consecución de un modelo energético sostenible en Canarias, y contar con estrategias específicas en estas materias.

En este contexto, la directora general de Energía y responsable del encargo del proyecto, Rosana Melián, subrayó «el abandono de los combustibles fósiles, para alcanzar el pleno autoconsumo eléctrico y la movilidad sostenible cuanto antes», además de «reducir la demanda de energía hasta consumos sostenibles y el aumento tanto de la eficiencia energética como de las instalaciones de producción de energías renovables».

Definir propuestas de acción

La Estrategia para el Autoconsumo Fotovoltaico pretende realizar un diagnóstico del potencial existente en los distintos sectores (residencial, industrial, turístico, agrícola y administración pública), a partir del cual se podrá diseñar un plan de acción con medidas concretas para maximizar la implantación de instalaciones fotovoltaicas en las modalidades de autoconsumo y con ello, promover la generación distribuida.

Con la Estrategia de Almacenamiento Energético, aspecto clave para poder integrar de forma masiva las energías renovables, de carácter no gestionable, en los sistemas eléctricos canarios en condiciones de seguridad y fiabilidad, se busca analizar las diferentes alternativas de almacenamiento, tanto existentes como las tendencias en el desarrollo tecnológico, y analizar la viabilidad técnica-económica del despliegue de sistemas de almacenamiento energético en los distintos niveles (consumo, distribución, transporte y generación), así como su impacto en los sistemas eléctricos insulares canarios.

Por último, se prevé actualizar la Estrategia del Vehículo Eléctrico en Canarias elaborada en el año 2015. Según subrayó Rosana Melián, «el mayor consumo energético en Canarias se registra en el transporte, con especial relevancia del transporte terrestre y aéreo. Por tanto, avanzar hacia un modelo energético más autosuficiente y con una menor dependencia del petróleo pasa inevitablemente por actuar también en el sector del transporte terrestre».

Estudio terminado el 30 de junio

La Estrategia para el Autoconsumo Fotovoltaico en Canarias y un Avance de la Estrategia de Almacenamiento Energético en Canarias deberán estar culminados el 30 de junio de 2020, mientras que la Estrategia de Almacenamiento Energético y la actualización de la Estrategia del Vehículo Eléctrico, el 31 de octubre de 2020.

Para la realización de estos trabajos, la Consejería ha formalizado un encargo a favor del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), ya que posee una dilatada experiencia en el asesoramiento y elaboración de diversos estudios en materia energética. El ITC es una sociedad mercantil pública de la Comunidad Autónoma de Canarias adscrita a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, cuya actividad se enmarca en el campo de la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica.

Gran dependencia

El actual sistema energético canario sufre las graves consecuencias inherentes a cualquier región insular carente de recursos energéticos convencionales, no conectada a redes continentales y con escaso empleo de recursos autóctonos, lo que lo configura como un sistema con una gran dependencia del exterior, basado en combustibles fósiles y, por tanto, con elevados impactos negativos sobre el medio ambiente. En concreto, el sector procesado de la energía es el que contribuye en mayor medida a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), alcanzando valores superiores al 85% de las emisiones GEI totales en Canarias.