Al rescate de los bosques de coral negro

    Cargando reproductor ...
03/02/2020

Los ecosistemas situados por debajo de 40 metros de profundidad son los grandes desconocidos de los fondos marinos canarios. Un proyecto pionero busca catalogarlos, conocer su estado y evaluar cómo está afectándoles el cambio climático.

ETIQUETAS:
- mar

Muchos buceadores han visto algunos corales negros en cuevas situadas en torno a los 30 o 35 metros de profundidad, pero muy pocos los han podido observar a más de 50 metros. Allí no están muertos, sino que forman bosques de arbustos de entre metro y medio y dos metros, una comunidad que se estructura como un cinturón alrededor las islas de la Macaronesia a profundidades a partir de los 40 metros y que por primera vez se están catalogando y caracterizando gracias a un proyecto que dirige el Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias.

Durante el proyecto, que arrancó en 2019 y que se prolongará hasta 2021, se prevé conocer el estado de conservación y la diversidad de las comunidades profundas de corales en las islas Canarias, «algo que por su dificultad no se había hecho hasta el momento», asegura Leopoldo Moro Abad, técnico de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente y director técnico del proyecto.

La primera prospección en las comunidades de corales mesofóticos (situadas entre los 40 y los 70 metros de profundidad) se llevó a acabo en el circalitoral de la isla de Lanzarote y las próximas campañas se harán en La Palma para así cubrir los extremos térmicos de Canarias, es decir allí donde las aguas son más cálidas (La Palma) y más frías (Lanzarote) y poder comparar estas comunidades a cada lado del archipiélago.

Cargando reproductor ...

Uno de los aspectos que se van a valorar gracias a este trabajo será cómo el cambio climático puede estar influenciando en estos ecosistemas, aunque, según Moro Abad, en esta primera etapa lo que se van es a establecer las bases del conocimiento necesario para su seguimiento «en los próximos años».

Como resultados preliminares del proyecto, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, ya se ha elaborado un inventario de las especies asociadas a la comunidad que aporta varias novedades para la biota canaria, incluyendo el descubrimiento de momento de una nueva especie de molusco que actualmente está en proceso de publicación científica. Así, además de la catalogación de la especie estructurante, el coral negro (Antipathella wollastoni), también se estudian otras especies que viven dentro de la comunidad mesofótica. «Se están caracterizando las principales especies de coral que modelan y estructuran la comunidad», explica Leopoldo Moro Abad.

Cargando reproductor ...

Para hacer un seguimiento de las comunidades de coral negro, los expertos que están realizando las inmersiones han colocado varias estaciones de seguimiento en zonas donde las comunidades están en buen estado, pero también en aquellas donde detectaron algún problema relacionado con la pesca y la frecuentación por el buceo turístico. Estas estaciones servirán para conocer cómo evolucionan los corales negros y sus ecosistemas a lo largo del tiempo y, entre otras cosas, indica Moro Abad, ver hasta que punto les está influyendo el cambio climático. Se trata, dice Moro Abad de «establecer indicadores ecológicos para definir el monitoreo a largo plazo».

La campaña la ha hecho la empresa Aquawork SL con expertos y buceadores técnicos como Oscar Ocaña, especialista de renombre en comunidades de coral, y Rafael Herrero, realizador y cámara submarino con una amplia experiencia en documentales submarinos, como la serie Planeta Azul de la BBC.

Divulgación

Además de un objetivo puramente científico y de conservación mediante su descripción y establecimiento de las bases futuras para su seguimiento, el proyecto Estudio ecológico descriptivo de corales mesofóticos en el medio circalitoral (Hábitat 1170): establecimiento de estaciones de monitoreo ambiental en relación al cambio global también tiene como objetivo recabar material audiovisual de alta calidad para la divulgación de las especies y hábitats.

Al rescate de los bosques de coral negro

Se quiere, dice el director del proyecto, «dar a conocer estas singulares comunidades a la sociedad, dado que son un sistema biológico de gran importancia ecológica, científica, pesquera y también de gran belleza».

Toda la información que se obtenga será utilizada en la gestión de dichos hábitats y los datos de las especies se registrarán en el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias.