Borrar
Las autoridades de Logroño (La Rioja), este domingo, durante el minuto de silencio. Raquel Manzanares / EFE
Otra mujer es asesinada por su pareja en poco más de 24 horas

Otra mujer es asesinada por su pareja en poco más de 24 horas

El hombre se suicidó después de matar a su pareja delante de su hijo de 12 años, en Antella, Valencia, la tarde siguiente del crimen de Logroño. Hay una nueva concentración de asesinatos machistas, con seis en nueve días

Domingo, 9 de julio 2023, 17:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Eran las tres de la tarde cuando el niño de 12 años presenció cómo su padre acuchillaba a su madre hasta matarla, y luego se rajaba la garganta con el mismo arma blanca. Este nuevo episodio de la peor expresión de la violencia machista sucedió unas 25 horas después de que otro hombre sesgara la vida de su esposa y tratara luego de suicidarse, no sin antes llevarse con él a sus tres hijos, que por fortuna salvaron la vida -ambos casos bajo presunción de inocencia hasta que se pronuncien las autoridades-.

De esta manera, España se encuentra bajo una nueva concentración de asesinatos de género en este julio, con seis mujeres que han perdido la vida en nueve días. En lo que va de año 2023 son ya 27 las mujeres asesinadas, y 1.211 desde que se llevan registros específicos en 2003.

El crimen de este domingo sucedió en el domicilio de la víctima, en Antella, Valencia. Ella tenía 38 años y había comenzado un proceso de separación, informa la Guardia Civil. Él tenía 53 años y era español. Ella, marroquí. Los cadáveres de ambos han sido levantados por el Juzgado de Guardia de Alzira, informan medios locales, que aseguran que no había denuncias previas por agresiones machistas.

En las dos tardes de este fin de semana se han producido ambos asesinatos que dejan a cuatro niños huérfanos, tres de ellos, sin familiares cercanos, puesto que sus padres eran refugiados de la guerra siria, aunque ellos vivían en España desde 2016. En este momento, están bajo la tutela de los servicios autonómicos, confirman los servicios sociales.

Mientras que el asesino del domingo se suicidó, el del sábado confesó los hechos nada más salir del agua. Sobre la situación y paradero actual del menor que fue testigo del asesinato de su madre, no se ha informado aún.

Víctimas del horror

Los menores huérfanos por violencia de género ascienden a 30 en lo que va de este año, y 407 desde 2013, cuando comenzaron a contarse. La Comunidad Valenciana es una de las que han regulado ayudas específicas para los huérfanos de violencia de género, y el hijo de la víctima de este domingo tiene derecho a una ayuda de 6.000 euros. No obstante, los huérfanos de La Rioja no tienen ninguna prestación específica que les ayude a cubrir sus gastos futuros.

Estos tres niños sí están amparados por la ley que impide que el padre continúe detentando con la patria potestad, una medida que va a evitar que el asesino de su madre reclame visitas en la prisión, que previsiblemente tendrá que cumplir.

El minuto de silencio de Logroño enfrenta a feministas y a Vox

Después de los trágicos sucesos del sábado, en que un hombre -que huía de la guerra siria con su familia- mataba a su esposa y luego intentaba ahogar a sus tres hijos en el Ebro, unas 300 personas se han reunido para mostrar con un minuto de silencio su repulsa por estos crímenes. En la concentración del Paseo del Espolón de Logroño expresaron su solidaridad con las víctimas de violencia de género, en especial con la mujer de 34 años que era madre de tres hijos, dos niñas y un niño.

Entre los presentes al homenaje estaba el presidente del ejecutivo riojano, Gonzalo Capellán; el alcalde de Logroño, Conrado Escobar; la delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arraiz, entre otras autoridades y representantes de todas las fuerzas políticas. El acto finalizó con un prolongado aplauso en recuerdo de esta nueva víctima. A pesar de la solemnidad del acto, activistas de Feministas de La Rioja increparon a la portavoz municipal de Vox, María Jiménez, con gritos de «no es violencia intrafamiliar» y «vosotros también sois culpables».

La mujer asesinada, S. Z., era psicóloga, y su verdugo, S.A., ingeniero industrial. La pareja había llegado a España en 2016 como refugiados de la guerra en su país. El hombre, que fue rescatado del río después de lanzarse con sus dos hijas mayores en brazos mientras el menor lograba escapar, no ha sido interrogado aún por las autoridades. Hace unos meses, la madre decía en un vídeo: «Estamos muy bien y tenemos muchos planes», y anunciaba que iría a la universidad para revalidar su título profesional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios