100 mascotas perdidas durante la erupción han vuelto con sus dueños

23 de ellos con la colaboración de la web «Animales La Palma».

EFE/ROCÍO SOLER COLL Barcelona

Un centenar de animales de compañía que se extraviaron durante la erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma han conseguido regresar con sus amos, 23 de ellos con la colaboración de la web «Animales La Palma», creada hace nueve días desde Barcelona por la Fundación Franz Weber.

Según ha explicado el director de la Fundación Franz Weber para el Sur de Europa y Latinoamérica, el activista animalista argentino Leonardo Anselmi, afincado desde hace años en Barcelona, ha creado la web para ayudar en la tragedia que está viviendo la isla de La Palma.

Anselmi denuncia que muchos animales de compañía de la isla se han quedado desamparados porque sus amos han tenido que abandonar sus casas y en los alojamientos preparados por la administración para acogerles no están permitidos los animales.

«La condición para que los afectados puedan acceder a estos centros es que se separen de sus mascotas», ha asegurado el director de la Fundación, que desde hace 45 años se dedica a acciones de protección de fauna y flora.

Las protectoras, desbordadas

Según Anselmi, que fue uno de los impulsores de la campaña animalista que acabó consiguiendo la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, desde que empezó la erupción del volcán Cumbre Vieja las protectoras de animales de La Palma han encontrado a unos 450 animales abandonados, la mayoría perros y gatos, pero también vacas, ovejas y caballos.

Actualmente hay tres protectoras trabajando en la isla y unas 300 casas de acogida de particulares que se han ofrecido voluntariamente a cuidar temporalmente de animales mientras los dueños no los reclamen. Según Anselmi, estas organizaciones y las casas particulares están «desbordadas» y necesitan apoyo de las administraciones.

«Si te pasas el día en la protectora de emergencia de Benawara, que está en un polideportivo cerca del volcán y donde a día de hoy hay unos 30 perros y 5 o 6 gatos, ves como muchas personas acuden a pedir alimentos para sus mascotas y, por lo menos dos veces al día, una familia se reencuentra con su animal«, asegura Anselmi.

El director de la web denuncia las acciones de las aseguradoras porque, según él, «son una amenaza para los ganaderos», que no pueden dejar que sus animales se escapen porque las empresas «solo acceden a pagarles si su animal muere, lo que supone una catástrofe para los ganaderos y un atentado contra los animales».

Con la mirada puesta en las próximas semanas, Anselmi ha escrito una carta al gobierno canario y a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, para pedir que los protocolos de rescate incluyan a los animales y den apoyo a las protectoras.

También ha preparado un equipo de voluntarios para volar a La Palma y está gestionando un «gran traslado» de animales, en barco, a otras islas.

Una web de reencuentro

El director de «Animales La Palma» afirma que al menos un centenar de los 450 animales encontrados tienen familia identificada y que, a través de la web, que se actualiza cada hora, se difunde la información para que los dueños se reencuentren con sus mascotas o para que familias adopten a animales sin hogar.

En caso de que una persona o familia haya perdido a su mascota puede ponerse en contacto con la plataforma ( www.AnimalesLaPalma.org), a través del número de WhatsApp, por llamada o rellenando el formulario de contacto, y facilitar imágenes e información del animal para que los trabajadores de la página web cooperen con las protectoras para encontrarlo.

La organización de la página web es clara: los «animales encontrados» son aquellos que las protectoras han hallado y esperan a su familia original o unos nuevos adoptantes, mientras que los «animales desaparecidos» son aquellos que sus dueños buscan mientras siguen en paradero desconocido por la isla.

Anselmi confiesa que se han encontrado con casos muy dolorosos, como el de algunas familias que lo han perdido todo y ya no pueden hacerse cargo de sus mascotas.