Los veterinarios recuerdan que la legislación no permite la presencia de mascotas en restaurantes

08/03/2019

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) ha recordado que la legislación sanitaria no permite la presencia de mascotas en los restaurantes y que su presencia prodría elevar los riesgos para la salud pública.

ETIQUETAS:

«La presencia de perros en los restaurantes podría elevar sensiblemente los riesgos para la salud pública si no se regulan también las condiciones higiénico sanitarias que deben cumplir», han señalado los veterinarios a través de nota de prensa.

Los veterinarios han indicado que algunos ayuntamientos de diversas ciudades de España, se han aprobado ordenanzas municipales en el sentido de permitir la entrada de mascotas a ciertos negocios de hostelería a criterio del propietario basándose en que son espacios turísticos y públicos y, por tanto, que ordenar su funcionamiento sería competencia municipal.

«Sin embargo, la sanidad es, en esencia, una competencia autonómica y una ordenanza municipal es una norma de menor rango que un Real Decreto o un Reglamento, y no puede contradecir a estos por un principio de jerarquía legislativa», han destacado, para indicar que el inspector de sanidad podría denunciar una infracción en base a tal legislación.

Los veterinarios recuerdan que la legislación no permite la presencia de mascotas en restaurantes

Con todo, han recordado que, ante una ordenanza municipal que permite la presencia de mascotas, el criterio que parece seguir actualmente la administración del Principado, «no sin controversia entre los propios inspectores», es considerar que la zona donde se sirve comida no es realmente una zona de manipulación de alimentos, «lo que legalmente da lugar a distintas interpretaciones, y sanitariamente es difícilmente sostenible».

Para los veterianarios esto está creando una «confusión» entre inspectores, inspeccionados y clientes que la Consejería de Sanidad aún no ha sabido aclarar, «no sabemos si por no entrar en conflicto entre administraciones o por disparidad de criterios».

Los veterinarios recuerdan que la legislación no permite la presencia de mascotas en restaurantes

Por ello han recordado que la presencia de mascotas, y más concretamente perros, en el ámbito de los restaurantes, «puede favorecer la transmisión de enfermedades graves como la salmonelosis, el quiste hidatídico, la campilobacteriosis o toxoplasmosis» y piden a la autonomía legislar unas condiciones higiénico-sanitarias de la mascota para minimizar los riesgos para la salud, «como ya existe por ejemplo para los perros lazarillo».

Del mismo modo, han indicado que el hostelero también debería poseer un protocolo de actuación frente a posibles contratiempos que la mascota pueda causar, como vomitar, defecar, orinar, u otras situaciones similares, «teniendo herramientas de limpieza diferentes a las del resto del negocio o unos protocolos de actuación».