Los animales dejan de ser «cosas»

La reforma también aborda cuestiones como la suerte que corren las mascotas en caso de separación o divorcio de sus propietarios

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La consideración de los animales de compañía como seres sintientes implica la modificación de hasta tres normas: el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la de Enjuiciamiento Civil.

Las mascotas pasan a ser seres sintientes porque se les reconoce sensibilidad y, en consecuencia, cambia su régimen jurídico en caso de ruptura del núcleo familiar donde conviven. Ya no podrán, por ejemplo, ser embargados, hipotecados o abandonados.

Al paso de hoy le seguirá en unos meses la tramitación del anteproyecto de ley de bienestar animal que se centra, sobre todo, en las mascotas, tratando de evitar su abandono -más de 150.000 cada año- potenciando la adopción frente a la compra.