Violencias machistas

Máñez: «La violencia machista es un problema de todos los actores sociales»

01/12/2018

Las unidades especializadas en violencia de género han logrado «romper el estereotipo del policía». Las víctimas pueden encontrar en ellas a sus «aliados», afirmó la delegada de Gobierno.

En lo que va de año 46 mujeres han sido asesinadas en España, dos de ellas en Canarias. Son las cifras «oficiales» de la violencia machista. Un asunto que preocupa a la Delegación del Gobierno en las islas. Su responsable, Elena Máñez, recordó ayer la labor de las personas que trabajan en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, aunque insistió en que «es un problema de todos los actores sociales» y señaló cómo ha cambiado el abordaje de la violencia de género en los últimos años. «Ya hemos roto el estereotipo del policía. Ahora se nos acercan las mujeres, ya nos llaman de hospitales y centros», reconoció la oficial Noelia Cortés, miembro de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de Las Palmas de Gran Canaria desde hace 11 años. Ella y la agente de la Guardia Civil Patricia Talens, que trabaja en Mogán en la unidad especializada de violencia de género hace una década, narraron su experiencia y los escollos que se encuentran. Ambas dejaron claro que las víctimas de violencia machista deben ser «las protagonistas» de su propia vida, por eso se adaptan a ellas cuando van a poner la denuncia, a sus horarios, «incluso vamos a su casa», dijo Cortés. La prioridad es «sacar al maltratador de su casa», pero tienen que saber «que su vida va a cambiar completamente», añadió Talens.

Proteger a las víctimas es más complicado cuando ni ellas mismas se creen que lo son, explicó Cortés en referencia a mujeres que por su «nivel social» piensan que no les va a pasar. «No hay un perfil de víctima de violencia machista», añadió la delegada del Gobierno, Elena Máñez. La culpa y la revictimización de las víctimas son uno de los hándicaps con los que se encuentran quienes trabajan con estas mujeres. «Ante eso ponemos en práctica la escucha activa, no juzgándolas, que sientan que estamos allí», dijo Cortés.

Sobre el sistema de riesgo policial VioGén, coincidieron en señalar que es una buena herramienta. Sin embargo las agentes en ocasiones aumentan el riesgo porque tienen indicios de que debe elevarse. «Hay que adaptar la protección de la víctima en cada caso», señalaron.

Lo más complicado de demostrar en estos casos es la violencia psicológica. «Cuando hay violencia física es más fácil, pero la psicológica es complicada porque no hay señales», dijo Cortés. Por eso creen que es fundamental la formación en la judicatura.

Agentes y delegada llamaron la atención también sobre el tratamiento informativo de las violencias machistas. «Menos mal que ya no hablan de crímenes pasionales», dijo Máñez. Pero aún así afirmó que hay mucho por avanzar. Igual que en los cuerpos de seguridad. De hecho, dijeron, cada vez que hay un asesinato se pregunta «qué ha ocurrido y en qué hemos fallado», reconocieron.

  • 1

    ¿Debe aplicar el Gobierno la reducción de la jornada lectiva que reclaman los profesores?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados