En libertad del novio de la madre cuyo bebé murió en Gijón. / OLAYA SUÁREZ

En libertad el novio de la madre del bebé fallecido en Gijón

La jueza de guardia no aprecia pruebas concluyentes que responsabilicen al hombre de la muerte del pequeño por supuestos malos tratos

OLAYA SUÁREZ Gijón

Con un ataque de ansiedad y abrazado a un osito de peluche. El detenido en relación a la muerte de un bebé en Gijón quedó al mediodía de miércoles en libertad tras prestar declaración ante la jueza de guardia.

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 no apreció pruebas que concluyan responsabilidad criminal en la actuación del arrestado, pareja sentimental de la madre del menor. El hombre, en principio, «sigue unido a las diligencias», con las obligación de comparecer en la sede judicial cada día y con la prohibición de salir del territorio nacional.

La Fiscalía había solicitado su ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, a la vista de la gravedad de los hechos. Finalmente, la jueza ordenó la libertad provisional, a la espera de que continúe la fase de instrucción judicial.

A la salida de los calabozos le estaban esperando sus padres, con los que se fue en coche, en un estado de visible nerviosismo. Fuentes próximas a la investigación señalan que desde que fue detenido ha sufrido varios episodios agudos de ansiedad.

En su declaración ante la jueza, negó haber agredido ni maltratado al hijo de su pareja, que ingresó el jueves en estado semiinconsciente en el Hospital de Cabueñes y fue derivado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Los sanitarios apreciaron que tenía lesiones internas compatibles con malos tratos y dieron parte a las fuerzas de seguridad. La Policía Nacional detuvo el domingo, el día del fallecimiento, a la actual pareja sentimental de la madre del niño.

Los tres habían pasado la noche juntos después de que el día anterior, el miércoles, el pequeño regresase de pasar varios días con su progenitor. Ambos tenían la custodia compartida.

El padre del niño se ha personado en la causa como acusación particular. Ahora, a la vista de los autos, el juzgado que instruye el caso podría solicitar nuevas pruebas e investigaciones a la Policía Nacional.