Cconcentración de los letrados de la administración de Justicia del partido judicial de Las Palmas de Gran Canaria. / Cober

Los letrados se plantan y piden que de una vez se mejoren sus condiciones

La primera jornada de esta huelga indefinida tuvo un respaldo mayoritario en las islas. Se paralizaron los órganos judiciales

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Respuesta mayoritaria de los letrados de la administración de Justicia (LAJ) de Las Palmas a la primera jornada de la huelga indefinida convocada en toda España para exigir mejoras salariales y laborales. En todas las sedes judiciales de las islas y, sobre todo en Madrid, frente al Ministerio de Justicia, se han reunido miles de estos profesionales que siguen manteniendo un pulso con Justicia tras convocar varios paros el año pasado sin que el Gobierno colmara sus aspiraciones.

En concreto, en Las Palmas secundaron la huelga 51 letrados de los 120 totales, a los que hay que excluir los 26 que tenían permiso. Un seguimiento mayoritario al parón convocados por el Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ), Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia (UPSJ) y la Asociación Independiente de Letrados de la Administración de Justicia (AINLAJ).

A nivel nacional, el 81% de los profesionales convocados secundaron el paro, según miembros del comité de huelga, aunque la cifra comunicada por Justicia fue del 28,23% sobre el total de letrados, incluidos aquellos que disfrutan de permisos o vacaciones. «No cuentan bien los datos. Es un auténtico desastre», argumentó ante esta disparidad de cifras Carlos Artal, miembro de la ejecutiva de la UPSJ, una de las convocantes del paro.

Sin embargo, fuentes de Justicia destacaron a EFE que un elevado número de letrados –un cuerpo compuesto por 4.300 personas– había pedido vacaciones o permisos coincidiendo con la huelga.

Exigen, entre otras cuestiones, mejoras retributivas acordes a las nuevas funciones que se les han ido atribuyendo tras sucesivas reformas legales.

Clave local

En la puerta de la Ciudad de la Justicia de la capital grancanaria, la letrada Mónica Santamaría ejerció de portavoz de los huelguistas y detalló que «es la primera vez que nos ponemos en huelga sin visos de solución. Se trata de una reivindicación que se remonta a 2009 cuando nuestras funciones se multiplicaron un 300%, descargando a los jueces de lo no estrictamente jurisdiccional que pasaría a la competencia de los LAJ. Todo esto y algunas cuestiones más no se vieron reflejadas retributivamente», dijo a los medios.

«Queremos que quede claro que no estamos solicitando una subida salarial como ha afirmado falsamente el Ministerio a los medios, pedimos que nuestras funciones se vean retribuidas conforme al trabajo que realizamos», advirtió.

Añadió que llevaban 12 años «posponiendo esta huelga general después de que en abril del año pasado la ministra se comprometiera a solucionarlo».

Pero todo este tiempo no ha servido de nada para desbloquear este problema: «Se han burlado de nosotros, faltan a la verdad diciendo que es una huelga política cuando todos estamos aquí sin tener en cuenta ideologías, dicen que somos unos golpistas y boicotean nuestro derecho a la huelga y a la libertad sindical. Todo ello impidiéndonos el derecho a la negociación colectiva y que tengamos nuestros propios órganos de representación», manifestó la letrada en la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria.