Imagen de esta tarde en la que se puede apreciar la proximidad de la lava al mar. / C7

La lava sigue su avance al mar donde podría llegar esta madrugada

Si el aporte de material se mantiene sobre la colada ésta creará una nueva fajana en la zona norte de El Perdido, a unos 300 metros, de la isla baja que ya está creada y que ocupa unos 35 hectáreas. Binter decidirá mañana por la mañana si retoma operaciones en función de las condiciones

Las Palmas de Gran Canaria

La lava sigue caminando a estas horas, a una velocidad que ronda los 20 metros por hora, hacia el mar atravesando zonas de plataneras. Según las estimaciones de los expertos podría llegar al mar esta madrugada aunque todo depende del material que vaya encontrando a su paso, la orografía y la alimentación que reciba desde el cráter.

Según la trayectoria que sigue en estos momentos se prevé que entre al mar en la zona norte de El Perdido, a unos 300 metros de la fajana que ya está creada y que sigue creciendo aunque a muy poca velocidad. Ahora mismo ocupa una superficie de unas 35 hectáreas. Los expertos ven factible que la colada que está a punto de tocar el Atlántico forme un nuevo delta lávico.

El director técnico del Plan de Prevención para el Riesgo Volcánico (Pevolta), Miguel Ángel Morcuende, indicó hoy que, en el caso de que la lava entre en el mar, se ordenará el confinamiento de las poblaciones próximas ante la emanación de gases como el ácido clorhídrico que se produce por el choque térmico, al entrar en contacto la lava, que está a 1.270 grados, con el mar, a unos 20 grados. Esta situación ya se dio el 28 de septiembre cuando la lava entró al mar por primera vez y se confinó a cuatro barrios de Tazacorte.

En su camino hacia al mar, la lava además de respetar por ahora el barrio de La Laguna ha dejado de lado, a unos 300 metros, el cementerio de Tazacorte. Los vecinos temían que la lava sepultara por segunda vez a sus muertos y arrasara con este camposanto y la memoria de sus difuntos.

Binter, por su parte, mantiene para mañana la programación de sus vuelos y a primera hora decidirá si retoma operaciones o no, en función de la localización de la nube de cenizas. Hoy canceló todos sus vuelos en el aeropuerto de La Palma.