La ULPGC recuerda al estudiante muerto en 1977 por disparos de la Guardia Civil

12/12/2018

El campus de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en el centro de la ciudad cuenta desde este miércoles con una placa de recuerdo a Javier Fernández Quesada, el estudiante muerto por disparos de la Guardia Civil en el paraninfo de la Universidad de La Laguna en 1977.

ETIQUETAS:

El día en que se cumplen 41 años de aquellos acontecimientos, la ULPGC ha inaugurado junto a su Edificio de Humanidades una placa y un pasaje en memoria de Fernández Quesada, que tenía 22 años.

El alumno grancanario recibió un disparo durante la represión policial de una protesta estudiantil convocada en apoyo a la huelga general del sector del transporte público interurbano de Tenerife, a la se habían unido diferentes colectivos en un movimiento que se autodenominó «Asamblea de Sectores en Lucha».

Tras una mañana de piquetes, disturbios y protestas, varios guardias civiles entraron en el recinto universitario de La Laguna y dispararon cerca de 200 balas supuestamente de forma disuasoria, una de las cuales alcanzó a Javier Fernández Quesada.

El tributo, la placa y la denominación de este pasaje con el nombre del fallecido en 1977 ha sido una iniciativa conjunta de la ULPGC y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ciudad donde nació y vivió su infancia el homenajeado.

Cargando reproductor ...

El acto, del que han participado familiares, amigos y miembros del Consistorio capitalino y la ULPGC ha sido inaugurado por el rector, Rafael Robaina, que ha resaltado que la institución académica quiere «homenajear a Jesús Fernández Quesada para que se le recuerde» por su «condición de grancanario y de universitario».

Del mismo modo, el hermano del homenajeado, Carlos Fernández Quesada, también participante de aquella protesta del 12 de diciembre de 1977, ha agradecido el gesto.

«No es solo un homenaje a mi hermano como persona, que se fue demasiado pronto, sino a lo que representa, la lucha por la libertad, los derechos y la democracia», ha señalado, antes de resaltar que aquel día pudieron haber muerto muchas más personas.

Como ha recordado, «aquel 12 de diciembre de 1977 era parte de tiempos convulsos, como lo son ahora, y Javier Fernández Quesada es «una persona que representa que nunca hay que dejar de luchar».

Por su parte, el concejal de Participación Ciudadana de Las Palmas de Gran Canaria, Sergio Millares, como profesor e historiador especialista en la historia contemporánea de Canarias y alumno de la ULL en aquella época, ha resaltado que «a Javier Fernández Quesada lo mataron y es un símbolo que se va a recordar siempre como un crimen no resuelto y una leyenda de la lucha social».

Como ha apuntado en el acto, «por fin la ciudad le otorga y le dedica un espacio» en nombre de «la libertad social y aquella vorágine convulsa para salir del yugo franquista del año 1977», como símbolo de la lucha «en la que los estudiantes soñadores estaban en medio de dos bandos enfrentados en España».

El concejal se ha confesado «emocionado» por «ver de alguna forma reparado ese vacío de memoria histórica y conmemoración que faltaba en Las Palmas de Gran Canaria» que, tras 41 años, «no contaba con un homenaje a la memoria de este estudiante fallecido en La Laguna».

Para el edil, Fernández Quesada representa «la batalla de los universitarios por la libertad».

«Javier Fernández Quesada es un ejemplo de que la Transición de 1976-1977 tuvo muchos errores, entre ellos el ocultamiento de este crimen», ha defendido Millares.

  • 1

    ¿Le parece necesaria la creación de la renta de ciudadanía que baraja el pacto de gobierno regional?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados