La radiocirugía «acorta» y «mejora» el tratamiento contra el cáncer

25/06/2019

La «alta precisión» de esta técnica permite «minimizar los efectos secundarios», destaca el doctor Pedro Lara, jefe del Servicio de Oncología de Hospitales Universitarios San Roque.

ETIQUETAS:

Alrededor del 75% de los pacientes de cáncer recibirán radioterapia para el tratamiento de su cáncer, bien como primer tratamiento (50%) o como reirradiaciones (25%) en caso de recaída de la enfermedad. Por ello, la precisión en el tratamiento representa hoy en día el principal objetivo de la radioterapia moderna. La precisión permite «minimizar los efectos secundarios derivados del tratamiento y hacer tratables tumores complejos o pacientes en situaciones de fragilidad, como los mayores, o con otras enfermedades concurrentes. De esta forma podemos ofrecer tratamientos curativos a pacientes hasta ahora no tratables», explica el doctor Pedro Lara, jefe del Servicio de Oncología de Hospitales Universitarios San Roque.

Esta precisión permite «administrar dosis de radiación muy alta en cada sesión, lo que hace posible pautar menos sesiones y conseguir mejores resultados», añade el oncólogo. «La radiocirugía se aprovecha de las características de alta precisión y dosis altas para convertirse en una técnica ablativa, capaz de destruir el tumor, empleada en el tratamiento de metástasis y tumores primarios», señala el doctor Lara, quien añade que Hospitales San Roque dispone «del único sistema EXACTRAC de BrainLab para radiocirugía de alta precisión de Canarias. El sistema EXACTRAC es el mas avanzado en este tipo de equipos en lo que respecta a sistema de guiado de la radioterapia por imagen (IGRT)».

El acelerador lineal que libera la radiación guiado por EXACTRAC, cuenta con una mesa Robótica de 6 grados de libertad, lo que genera tratamientos de precisión submilimétrica. El posicionamiento de los pacientes se realiza mediante un sistema de infrarrojos que permite colocar el paciente de forma exacta para recibir el tratamiento.

Los tratamientos de radiocirugía corporal (SBRT) se administran en un máximo de cinco sesiones de carácter ambulatorio, sin que sea necesaria ningún tipo de anestesia, por lo que «es percibido por el paciente como si se sometiera a un TAC u otra prueba radiológica común», destaca el doctor Lara. No obstante, continúa el experto, «aunque su administración sea percibida de forma muy favorable por el paciente, la efectividad es muy alta. Hoy en día podemos hablar de mas de un 80% de control tumoral en las lesiones tratadas mediante SBRT, sean metástasis o tumores primarios».

La combinación de radiocirugía con los tratamientos sistémicos habituales (quimioterapia, hormonoterapia, inmunoterapia) es una opción «muy efectiva para el paciente metastásico, con la intención de cronificar su enfermedad y prolongar su supervivencia con una excelente calidad de vida. Hoy en día tenemos un tratamiento individualizado para cada paciente», explica el doctor Lara, quien advierte de que «no debería iniciarse ningún tratamiento sobre un cáncer, sin tener la opinión de un grupo multidisciplinar de expertos en Oncología».

Por otro lado, la radiocirugía es el tratamiento de elección para metástasis cerebrales, que pueden ser destruidas en una única sesión. El sistema de radiocirugía cerebral de Hospitales Universitarios San Roque, es el denominado Frameless, es decir, «no necesita la intervención quirúrgica del paciente, ni la fijación de tornillos quirúrgicos craneales para colocar el marco esterotáxico. El sistema es completamente guiado por cámaras de infrarrojos, que nos permite ubicar al paciente de forma segura, en relación al equipo de tratamiento. Esta precisión en el tratamiento necesita de un diseño de la zona a tratar y de un plan de tratamiento especifico. De nada vale una gran precisión, si el diseño no es igualmente preciso», explica el doctor Lara.

«En el centro de Oncología de Hospitales San Roque, contamos con una plataforma tecnológica de simulación y planificación muy avanzada, como el primer PET-TAC simulador 4D de Canarias o la integración de la Resonancia Magnética en el diseño de los tratamientos», abunda el experto.

La radiocirugía del cáncer supone un gran avance en el tratamiento de esta enfermedad, para pacientes que viven lejos del centro de radioterapia, especialmente en otras islas. «El reducido numero de sesiones de tratamiento necesario para controlar la enfermedad junto con las características de un tratamiento ambulatorio y sin anestesia hace que cada vez mas pacientes elijan esta opción terapéutica», recuerda el doctor Lara.

Además, el excelente perfil de toxicidad permite la combinación con otros tratamientos, sin que se produzcan efectos secundarios. «De esta forma la radiocirugía se integra plenamente en el itinerario terapéutico individualizado que diseñamos para cada paciente» remarca el oncólogo, «siempre consensuado entre los diversos especialistas de forma multidisciplinar».

«Hoy en día, no se puede afrontar el diagnóstico y tratamiento del cáncer de forma aislada, un solo médico, una sola especialidad, sino que la combinación consensuada de todas las técnicas disponibles, es la única manera de mejorar las expectativas actuales frente a esta enfermedad. Pero junto a los tratamientos oncológicos, no podemos olvidar, otro importante pilar de la asistencia al paciente con cáncer: el acompañamiento del paciente durante el tratamiento, con apoyo psicológico, nutricional, etcétera, es pieza imprescindible de este proyecto», concluye el especialista de Hospitales Universitarios San Roque.

  • 1

    ¿El aplazamiento de las oposiciones en Sanidad beneficiará a los aspirantes a una plaza?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados