La pobreza sahariana afecta a 389 millones de personas

24/07/2018

Supone más de la mitad de todas las personas pobres en el mundo.

ETIQUETAS:

El Dr. Luis Servén, que ha ofrecido la ponencia 'La evolución de la pobreza en África: tendencias recientes' en el marco del CampusÁFRICA 2018, ha hecho referencia a los informes del Banco Mundial haciendo hincapié en la existencia de tres conceptos diferentes pero que van interrelacionados: la pobreza extrema, la prosperidad compartida y la desigualdad.

La pobreza extrema es aquella a la que están sometidas las personas que viven con menos de 1,90 dólares cada día (2011). Este dato viene de la línea de pobreza que ha determinado el Banco Mundial. El ponente ha explicado cómo a través de 74 países desarrollados se ha calculado cuál es el índice más alto y más bajo de consumo para determinar la pobreza. "Comparado con los datos de 2005, en 2011 se ha incrementado la consideración de pobreza de cada país", apuntó.

Otro de los conceptos a los que el ponente ha hecho referencia es a la prosperidad compartida, que es la valoración de crecimiento en 'mean income'. Además, destacó que la desigualdad puede ser relativa y absoluta, entre o por países, y se puede definir en base a la desigualdad económica o la desigualdad de oportunidades.

El representante del Banco Mundial ha sostenido que existe un crecimiento positivo en 60 de los 83 países utilizados para el análisis y citaba algunos países africanos que están prosperando, como son Camerún o Uganda, y otros que por el contrario no lo están haciendo, como el Congo, Mauritania o Senegal. Para el ponente, "esto es importante porque se puede demostrar que la desigualdad económica repercute en la desigualdad de oportunidades. Sin dinero, el nivel de oportunidades desciende", remarcó.

Luis Servén aseguró que ha habido un gran progreso a la hora de combatir la pobreza global. Apuntaba que en 1990 el Banco Mundial calculó que se debería combatir la pobreza de alrededor de un 35% de personas, que llegó a un 10,7% en el año 2013. Servén ha subrayado también el gran decrecimiento de la pobreza en países del Este asiático y del Pacífico (Chile, Brasil, México, Perú, Uruguay). El mayor nivel de pobreza se sigue registrando actualmente en el África sahariana (389 millones de personas, más de la mitad de todas las personas pobres en el mundo).

Bajar al 3%.

El Dr. Gustavo Marrero, director del Centro de Estudios de la Desigualdad Social y Gobernanza de la Universidad de La Laguna, que intervino como moderador de las ponencias, resaltaba la necesidad de mirar dentro del continente africano, pues se observa una divergencia en la pobreza.

"El impacto de la pobreza en el crecimiento de un país es consistentemente negativo", afirmó Marrero. Además, la pobreza puede reducir la expectativa de vida, lo que perjudica los incentivos educacionales de la población. El representante de la ULL señalaba que el Banco Mundial se ha marcado como reto para 2030 bajar del 10,9%, porcentaje de pobreza que se calcula actualmente, al 3%.

Para concluir, apuntaba que según datos del Banco Mundial ya se ha levantado a un billón de personas de la pobreza, una cifra que considera insuficiente: "No nos podemos conformar. No existe, de momento, garantía de que se logre el objetivo en 2030, pero el progreso reciente sí ha demostrado que la desigualdad puede reducirse".

Diabetes en la población subsahariana.

La sesión de conferencias seguía con la intervención del Dr. Razak Abubakari, del Programme Leader MSC Public Health de la Glasgow Caledonian University. En su ponencia, el investigador hizo un recorrido por su investigación centrándose en los orígenes y en su preocupación por enfermedades como la diabetes en la población subsahariana.

"Según la Federación internacional de diabetes, la enfermedad encabezaba la lista; en 2017 había 16 millones de personas que la padecían en África y calcularon que se llegarían a convertir en 41 millones el número de personas diabéticas en 2045", señalaba.

El ponente recalcó la necesidad de conocer la prevalencia y la distribución de la obesidad entre los adultos y generar y distribuir datos que asociaran la diabetes con el nivel de obesidad del África occidental. "La gente en África occidental tiende a pesar más de lo que debe, y eso puede provocar enfermedades como la diabetes". Además, existe una preponderancia más alta en mujeres. También alertó de los altos niveles de obesidad que se están produciendo y de que puede empezar a perjudicar a pequeños y adolescentes.

Clausuró su disertación dejando en el aire incógnitas sobre la procedencia de la obesidad y señalando la importancia que debe tener. "La obesidad es un problema de la sanidad pública que necesita ser atacado, la edad, el sexo y la residencia son factores de riesgo en la obesidad; debe haber un cambio de paradigma que prevenga el riesgo de enfermedades a causa de la obesidad", recalcaba.

Para Charlie Yves, último conferenciante de la tarde, que ha analizado la situación de la pobreza en Camerún en un periodo comprendido entre 2007 y 2014, la economía de Camerún está sufriendo. "Para conocer la situación es necesario estudiar todos los factores y definir qué es pobreza", aclaraba. De su estudio se desprende, tal y como ha expuesto esta tarde en CampusÁFRICA, que para mitigar la pobreza en Camerún habría que centrarse en primer lugar en las zonas rurales pues son las más afectadas". El ponente hablaba de otros factores que afectan al país como es la diferencia de clases, cada vez más polarizada, y la corrupción.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que los trabajadores de Sanidad puedan jubilarse a los 60 años sin mermas retributivas?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados