Despedida de Ricardo Arranz

La Guardia Civil, con «una espina clavada» por falta de pruebas sobre Yéremi

    Cargando reproductor ...
03/04/2019

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas, Ricardo Arranz, anunció ayer que pone fin a su mandato al frente del Instituto Armado en la provincia y lo hace con una «espina clavada», que es no haber podido resolver el caso de la desaparición del pequeño Yéremi Vargas.

«Me voy contento con mi labor al frente de esta Comandancia, pero es cierto que todos los que hemos participado en la investigación de la desaparición de Yéremi Vargas nos quedamos con esa espina clavada de no haber podido acusar formalmente a alguien por el momento por la desaparición y muerte del niño», confesó, después de 12 años de «un enorme trabajo ininterrumpido» por parte de numerosos agentes «de nuestra Comandancia y de la UCO que han seguido pistas tanto dentro como fuera de la isla que nos han llevado hasta Escocia», dijo.

Sobre este asunto, Arranz añadió que la investigación está en un punto en el que «no se pueden hacer acusaciones formales, porque para hacer acusaciones formales hacen falta pruebas concluyentes, y todas las que hemos podido conseguir son circunstanciales», dijo el coronel jefe con rostro serio.

A pesar del caso Yéremi, Ricardo Arranz dice adiós a la Comandancia de Las Palmas tras una etapa de seis años y medio «francamente positiva» en la que contabilizó «muchos éxitos de relevancia mediática gracias al trabajo realizado por todas las personas humanas que componen este equipo, no por superhombres, por lo que estos pueden equivocarse o ir por la senda equivocada». A pesar de eso, quiso destacar que Canarias es una de las comunidades autónomas «con el mayor índice de esclarecimiento de delitos de toda España y no es que seamos los más buenos, hay que ser consecuentes», matizó. «Jugamos con una ventaja y es que estamos en unas islas y los malos, si se quedan, tarde o temprano caen porque sus opciones de escapar son más limitadas», detalló. Matizó que la provincia de Las Palmas está «muy por encima de este índice a nivel nacional, del orden de 15 puntos sobre la media del país» y trasladó a los presentes en este acto que «la delincuencia va a en función de la población. Somos la provincia número 12 y en delincuencia estamos el puesto décimo», comentó el coronel jefe.

Turismo.

Ricardo Arranz incidió en que la labor de la Guardia Civil en la provincia de Las Palmas está bastante condicionada por el turismo, ya que la mayoría de las zonas de mayor proliferación de visitantes son competencia de la Benemérita a excepción de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), Arrecife (Lanzarote) y Puerto del Rosario (Fuerteventura). «Este dato es importante porque genera una gran carga de delincuencia relacionada con los turistas», citó. Y aunque matizó que no era una cifra oficial, si que expresó su parecer acerca de lo que denominó «una cifra negra» de número de delitos denunciados por los turistas que son falsos ya que, dijo, ««muchas veces denuncian robos que no existen para cobrar seguros y así costearse dichas vacaciones», unas cifras que, a pesar de esta circunstancia, «aparecen en las estadísticas como delitos sin resolverse y, considero, que estas denuncias falsas están en torno a un 15% de las denuncias falsas en las demarcaciones turísticas de la provincia».

Por último, preguntado acerca de quién será su sustituto, Arranz dijo a los periodistas que «todavía no está decidido quién será al que destinen a esta Comandancia», aunque avanzó que «hay bastantes interesados» que ya presentaron sus solicitudes para relevarlo en el cargo desde que el 12 de marzo se anunciara oficialmente que iba a quedar vacante. Por el momento, el cargo será desempeñado de forma interina por el teniente coronel Carlos Baturone.

  • 1

    ¿Los comercios deberían adelantar a las 18.00 horas el cierre en los días 24 y 31 de diciembre?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados