El rey Juan Carlos despega de Vigo hacia Madrid para reencontrarse con su hijo Felipe VI