Dos jóevens durante el confinamiento. / Efe

Los jóvenes se han comunicado más con la familia en la pandemia

El respeto a la intimidad y la falta de libertad, los principales problemas de la convivencia entre quienes han compartido confinamiento, según la FAD

EP Madrid

Más de la mitad de los jóvenes españoles (un 56,1%) asegura haber sido más comunicativo con la familia y con sus amigos gracias, fundamentalmente, a las tecnologías que, en algunos casos, han ayudado a «recuperar relaciones abandonadas».

Así se desprende del estudio que ha realizado por el Centro Reina Sofía de Adolescencia y Juventud de FAD que, bajo el nombre de 'De puertas adentro y de pantallas afuera', que ha analizado la situación de los jóvenes del país durante los meses que han pasdo encerrados por la crisis sanitria generada por la Covid-19.

El documento señala que dos tercios (59,4%) de estos jóvenes, de entre 15 a 29 años, han pasado el confinamiento en el domicilio familiar compuesto de media por 3,7 personas, mientras que un 28% lo han pasado en pareja. De ellos, la mayoría (75%) creen que la convivencia ha sido buena o muy buena, aunque señalan como principal problema la pérdida de intimidad (30,9%) o haber utilizado excesivamente el móvil (21,9%).

En cuanto a su actitud durante el confinamiento, la mayoría asegura que han sido más comunicativos en esos meses, especialmente con su familia (declarado por el 56,1%) y sus amistades (lo indica el 48,4%). Por el contrario, hay un 10,8% de jóvenes que piensan que se han comunicado menos con la familia. Según explica la FAD, los principales motivos de esta situación han sido las limitaciones de comunicación física.

Un tercio de jóvenes se han sentido solos

El informe determina, además, que el uso de las TIC durante el periodo de confinamiento ha servido a una proporción importante de jóvenes para recuperar relaciones abandonadas. Así, el 53,8% asegura haber retomado contacto con personas con las que no hablaban.

Sin embargo, más de un tercio de jóvenes se han sentido solos. El 37,7% han experimentado sentimiento de soledad con mucha o bastante frecuencia durante el confinamiento. En este sentido, precisa que el sentimiento de soledad es mayor entre jóvenes menores de 25 años y entre quienes han vivido el confinamiento solos o con amigos o conocidos. Por el contrario, el 32,8% no ha experimentado soledad en ningún momento durante el mismo.

Entre los que sí han compartido espacios durante el confinamiento, su calificación de la convivencia es «bastante positiva» en general. Casi 3 de cada 4 jóvenes la califican como «buena» o «muy buena» (74,1%) y un 23,9% le otorgan una nota de «regular», «mala» o «muy mala». Los y las más mayores tienden a calificar mejor la convivencia que los grupos de menor edad.

Entre los principales problemas de convivencia tienen que ver con el respeto a la intimidad (30,9%) y la pérdida de libertad (28,8%). A continuación encontramos problemas relativos al excesivo uso del móvil o la falta de espacio.

En cuanto a las actividades realizadas, destaca el ver series, películas en streaming o televisión a la carta (72,7%) y seguir redes sociales (71,9%). Le siguen el pasar tiempo sin hacer nada, que lo practica el 51,9%, jugar con videojuegos o consolas (50,5%), cocinar (47,1%), reunirse virtualmente con amigos/as (46,8%), ver lo que ponen en la tele (45%) y hacer deporte o actividades físicas (42,6%). También se señala el hacer compras o mirar catálogos online (37,6%), realizar actividades artísticas (pintar, tocar instrumentos, manualidades) (37,2%), leer (33,7%), jugar a juegos de mesa (29%), hacer vídeos o montajes creativos (24,4%) o ver conciertos online (19,6%).