Ineco fue "unos segundos ojos" que revisaron el dossier de seguridad de la UTE