Intenta ahogar a una mujer en una fuente de Valencia

La Policía Nacional arresta al sospechoso, un hombre que culpaba a la víctima de estar compinchada con otro que le robó el móvil

J. A. MARRAHÍ

La fuente del parque Profesor Antonio Llombart, del distrito de Tránsitos de Valencia, ha estado a punto de convertirse en el escenario de un crimen. Así podría haber acabado la violenta conducta de un hombre sobre una mujer con la que estaba dentro del agua y que ha sido arrestado por la Policía Nacionalacusado de tentativa de homicidio, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco y media de la tarde del pasado martes. Los agentes fueron comisionados por el 091 para que acudiesen a un parque del citado distrito valenciano. Según llamadas de numerosos testigos, un hombre estaba ahogando a una mujer en una fuente.

Una persona grabó algunos momentos de la agresión con un teléfono móvil mientras un grupo de personas increpaba al atacante y le pedía que soltara a la víctima. «La va a matar», lamentaba una de las personas que observaba la escena. Como ha quedado registrado en ese vídeo, en medio de la tensión dos testigos se abalanzaron sobre el agresor y le golpearon mientras éste agarraba el pelo de su víctima sin dejarla marchar.

Los policías se dirigieron rápidamente al lugar. Según la Jefatura Superior, cuando llegaron el hombre todavía tenía a la mujer cogida por el cuello. Los agentes los separaron y pusieron a salvo a la víctima.

Los policías proporcionaron ropa a la mujer, que se encontraba semidesnuda, y observaron que el presunto agresor presentaba una herida en el pómulo y en la ceja que sangraba profusamente. A partir de ahí, comenzaron los interrogatorios para aclarar el origen de la agresión.

Averiguaron, en primer lugar, que víctima y sospechoso eran conocidos. Momentos antes de que se desatara la violencia, habían decidido meterse dentro de la fuente para refrescarse.Al parecer, otro hombre se dirigió a ellos solicitando al presunto agresor su teléfono móvil para sacarles una fotografía, pero en lugar de retratarlos y devolverle el aparato decidió huir con él. Eso hizo enfurecer al sospechoso, de 52 años, que discutió y la tomó con la mujer al entender que podría estar compinchada con el ladrón del teléfono. Seguidamente, la agarró del cuello y le introdujo varias la cabeza en el agua.

Uno de los hombres que golpearon al sospechoso ya no estaba en el lugar cuando llegaron los policías. Tanto la víctima como el agresor fueron trasladados a un hospital para ser asistidos.