Borrar
Urgente Alcaraz comienza con otro break, al comienzo del segundo set, ante Djokovic
Un hombre de 53 años, policía local jubilado, ha matado a su pareja, una mujer de 65 años. EFE
Hallada la cabeza de la mujer decapitada en Madrid por su marido policía retirado

Hallada la cabeza de la mujer decapitada en Madrid por su marido policía retirado

Los restos se han encontrado a 200 metros de la vivienda de Soto del Real donde fue asesinada y donde su agresor se suicidó

Martes, 25 de junio 2024, 08:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía Local de Soto del Real (Madrid) ha encontrado la cabeza de la mujer asesinada en ese municipio por su marido, un policía local jubilado destinado a ese mismo pueblo. El exagente decapitó a su víctima antes de suicidarse de un tiro. Los cadáveres de ambos fueron encontrados el pasado 18 de junio por la hermana de la víctima, aunque las muertes se produjeron al menos dos días antes.

Desde el día en que se descubrieron los cuerpos sin vida de la pareja, los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Municipal buscaban la cabeza, que finalmente fue hallada a tan solo 200 metros de la vivienda en la que sucedieron los hechos y que era el domicilio familiar, un chalet calle de Vicente Alexandre de Soto del Real, al norte de la Comunidad de Madrid. Los funcionarios llegaron hasta los restos de la víctima por el hedor que desprendía la cabeza en putrefacción, según explicaron fuentes de la investigación. La Guardia Civil ya había encontrado en la casa el hacha y la sierra que el asesino usó para seccionar la cabeza.

El asesino, Jorge Ramón, más conocido como 'Walker', un policía municipal jubilado de Soto de 56 años se suicidó de un tiro en el mismo chalet después de acabar con la vida de su pareja, Soledad, de 65, a la que habría prácticamente decapitado. El exagente usó para suicidarse un arma perfectamente en regla, una carabina de tiro.

Los funcionarios de la Guardia Civil se personaron a las 14.20 horas del 18 de junio en la vivienda unifamiliar de la calle Vicente Aleixandre, después de que la hermana de la fallecida avisara de que nadie respondía al timbre de la vivienda, hasta la que se había desplazado en persona, ya que su familiar no respondía desde hacía días a sus múltiples llamadas y mensajes de su propia hija, que fue la que primera instancia dio la voz de alarma. Los funcionarios, que entraron al chalet por una ventana, en primer lugar se toparon con el cadáver sin cabeza de Soledad en el garaje. Posteriormente, en una habitación de la planta superior encontraron el cuerpo del expolicía.

Los dos fallecidos eran matrimonio, pero estaban en trámites de separación. La Guardia Civil confirmó que no había denuncias previas ni órdenes de alejamiento. El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, informó tras el hallazgo de los cuerpos que la víctima - también jubilada de su trabajo en una universidad y con dos hijas de un matrimonio anterior- no estaba incluida en el sistema VioGen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios