«Hacer vida en familia nos está enseñando a ser más tolerantes con los demás»

05/04/2020

El confinamiento se lleva con entereza pero también con mucho tiempo para reflexionar sobre qué se ha hecho hasta la fecha en la gestión de la crisis sanitaria. Esta es la valoración de la diputada del PSOE Tamara Raya.

ETIQUETAS:

Vive en una casa terrera con sus dos hijos -de 11 y 17 años- y asegura que nunca ha puesto la lavadora con tanto entusiasmo como ahora solo para subir un rato a la azotea y tomar el aire mientras tiende. «Acaba de empezar la primavera pero como puede que no salgamos hasta el verano hay que aprovechar los ratitos de sol para no quedarnos todos tísicos», señala con buen humor. Sus hijos comparten las tareas de la casa y eso hace la convivencia muy llevadera. «Se están portando muy bien», asegura, «el pequeño es más trasto pero los dos están llevando esto estupendamente, ellos mismos se han puesto una rutina de tareas y de ejercicio y la están cumpliendo», añade. La intensa vida familiar del confinamiento les permite compartir mucho más que de costumbre y juntos están aprendiendo a ser «más tolerantes con los demás». El ánimo positivo que respira en casa se le enturbia cuando reflexiona sobre la gravedad de la crisis sanitaria y sus efectos. «Nosotros estamos bien, pero me preocupa la situación general, la cifra de fallecidos, los enfermos y cómo vamos a salir de esta, porque esta crisis va a tener consecuencias muy serias para la economía del país y de Canarias en particular», señala.

Con todo, mientras dure el confinamiento prefiere valorar las cosas positivas, como los gestos de solidaridad que demuestra la sociedad. «Tengo una amiga enfermera que está trabajando muy duro en condiciones muy difíciles y me cuenta que se emociona cuando cada tarde oye los aplausos de agradecimiento», expone, «y esos aplausos van también para todos los que se dejan la piel, muchas veces en precario, por el bien de todos», añade.

Se mantiene continuamente informada de la evolución de la situación sanitaria y de las medidas que el Gobierno estatal y el Ejecutivo canario adoptan para hacerle frente. «Me pongo al día leyendo la prensa por Internet, estudio los decretos que se aprueban, intento estar al tanto de todo lo que pasa», expone, «pero llega un momento en que el exceso de información también satura y hay que desconectar. Mis hijos me dicen que no podemos estar todo el día las noticias de la tele puestas, así que la quitamos y vemos una serie juntos».