Gran Canaria, una isla volcánica activa

14/11/2018

En los últimos 11.000 años se han producido 24 erupciones, todas concentradas en el norte. Un equipo investigador con amplia presencia de la ULPGC elabora un mapa detallado del volcanismo reciente que ayuda a predecir futuros episodios.

En los últimos 11.000 años Gran Canaria ha vivido 24 erupciones y todas ellas se concentran en la parte norte de la isla. El fenómeno más antiguo de este vulcanismo en el Holoceno, época geológica en la que aún nos encontramos, sucedió en El Draguillo hace unos 10.600 años y el más reciente, hace 1.970, en el pico de Bandama. El estudio al detalle de este vulcanismo reciente es una herramienta científica única que ayuda a vislumbrar futuros episodios. Ahora, un equipo de investigadores ha elaborado un mapa en el que se recogen de forma detallada y ordenada estos 24 eventos volcánicos, con una cartografía individualizada para cada uno de ellos.

En el mapa se identifican los diferentes focos eruptivos y se cartografían los conos volcánicos, los depósitos piroclásticos y las coladas de lava asociados a cada una de las erupciones. El trabajo también establece las relaciones temporales existentes entre las erupciones estudiadas.

«Se trata de una información 4D, donde a las 3 dimensiones espaciales le añadimos la dimensión tiempo», explica Alejandro Rodríguez, investigador de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y primer autor de un trabajo, que ha sido publicado en la revista Journal of Maps. La investigación está firmada, además, por Francisco José Pérez Torrado y Claudio Moreno, de la ULPGC; José Luis Fernández, del CSIC; Meritxell Aulinas, de la Universitat de Barcelona; y Raphaël Paris, de la Universidad Clermont Auvergne de Francia.

13 dataciones

El mapa se elaboró con los datos obtenidos a lo largo de numerosas y minuciosas campañas de campo. Los investigadores realizaron 13 dataciones con radiocarbono que permitieron confirmar las relaciones temporales entre las 24 erupciones holocenas de Gran Canaria identificadas en el mapa. Para obtener las edades de las diferentes coladas de lava, utilizaron el carbón vegetal encontrado en las mismas coladas de lava, en los moldes de los troncos de árboles arrastrados y en los depósitos piroclásticos.

Gran Canaria, una isla volcánica activa

Según Alejandro Rodríguez, las edades obtenidas mediante este método «han cambiado drásticamente la idea que se tenía sobre la actividad eruptiva reciente en la isla, que se suponía muy escasa». Así, señala que gracias a la elaboración de este mapa se ha puesto de manifiesto la existencia de 24 erupciones volcánicas ocurridas en los últimos 11.000 años y lo compara con el caso de Lanzarote: «En general, Lanzarote se considera volcánicamente muy activa, pero resulta que en el Holoceno solo ha tenido dos eventos eruptivos: el de Timanfaya (1730-1736) y el de Tao-Nuevo-Tinguatón (1824). En cambio, en Gran Canaria hemos identificado 24 episodios el mismo periodo de tiempo. El pasado demuestra que Gran Canaria es una isla volcánica activa», reflexiona Rodríguez.

El trabajo realizado se presenta como una herramienta esencial para mejorar la interpretación geológica y para realizar una evaluación de los riesgos volcánicos la isla. «La evaluación de riesgos volcánicos parte del conocimiento geológico de la zona. La historia del volcanismo reciente es la clave para definir los escenarios de futuras crisis volcánicas», asegura el investigador de la universidad grancanaria.

  • 1

    ¿Deben retirarse los libros de Primaria que muestran a los camellos como transporte habitual de los canarios?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados