Ginecología: «No podemos garantizar la seguridad de los pacientes en las guardias covid»

Los sanitarios, que ya han ejercido esta labor en Urgencias del Insular, señalan que las condiciones son «inadmisibles».

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA Las Palmas de Gran Canaria

Los especialistas del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Materno-Infantil no están dispuestos a participar en las denominadas guardias covid en unas condiciones que consideran «inadmisibles». Así lo expresan en un documento que están firmando los facultativos del servicio y que harán llegar mañana a la dirección del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil (CHUIMI) y en el que recuerdan que el pasado 3 de febrero se le remitió un escrito manifestando su «intención de colaborar siempre y cuando se cumplieran una serie de condiciones».

Pues bien, los profesionales hacen constar en este nuevo comunicado que habiendo iniciado ya su actividad en dichas guardias, se ha comprobado que la labor de los médicos llamados a realizar estas guardias para aliviar la presión asistencial en Urgencias por el coronavirus, «no se desarrolla en el área covid», que es la que teóricamente iban reforzar, «sino en el área F destinada a Traumatología e intoxicaciones medicamentosas».

Además, en el escrito se explica que « el facultativo es nominado como responsable absoluto del área, sin tener ningún adjunto de Urgencias de referencia ni apoyo, ya que el residente que se nos asigna es de primer año, que a su vez requiere tutorización».

No obstante, Alicia Martín, la primera profesional y jefa del servicio de Ginecología y Obstetricia en hacer guardia en Urgencias del Insular, matiza que durante su jornada de trabajo recibió «todo el apoyo y la ayuda del equipo médico, que no dudo en ningún momento en respaldarla en su trabajo», e insistió en que los ginecólogos no se niegan a realizar guardias, solo quieren en conocer las «condiciones y funciones que les requiere la dirección médica»

En esta línea señala, además, que no se les ha impartido ni formación ni el reciclaje solicitados» para poder llevar a cabo las tareas asignadas ni se les han facilitado «protocolos de actuación específicos del área de Urgencias», informando de manera tajante a la dirección médica del hospital Insular que así «no podemos garantizar la seguridad de los pacientes, lo que nos parece éticamente inadmisible».

Por último, pero no menos importante, se incide en que la responsabilidad penal «no está cubierta por la Dirección del centro ni por nuestro seguro». No así se recuerda a la gerencia que quedan su disposición para valorar cuantas medidas sean oportunas para optimizar la situación que sufre actualmente el complejo hospitalario.

Cabe recordar que esta medida para afrontar la sobrecarga asistencial de la covid en el servicio de Urgencias del Insular llevó a más de un centenar de médicos adjuntos de diferentes servicios -entre los que figuran cirujanos, anestesistas y urgenciólogos, a solicitar el cese de la cúpula del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil al considera que la «grave situación» asistencial que sufre el centro sanitario, la «precariedad» de profesionales, una «infraestructura obsoleta» que no llega a cubrir las necesidades de la población sumados a la «nefasta gestión» de los últimos años y al «caos asistencial», por ende, provocado por la pandemia de la covid, así lo requiere.