Expertos piden identificar lo hecho por máquinas en medios de comunicación

04/10/2019

La presencia en los medios de comunicación de contenidos producidos de forma automática por máquinas es cada vez más importante, ante lo que se debe facilitar al público que sea capaz de identificar las noticias que han sido producidas a través de un algoritmo.

ETIQUETAS:

Esta es una de las ideas en las que se han centrado los expertos en diferentes campos que han intervenido en una mesa redonda sobre Periodismo y máquinas, dentro del XIV Seminario Internacional de Lengua y Periodismo: El español y las máquinas: lenguaje, ética y periodismo, organizado por la Fundación San Millán y la Fundéu BBVA -patrocinada por la Agencia Efe y el BBVA-.

La periodista Esther Paniagua ha introducido esta cuestión con una ponencia sobre los algoritmos que se usan en el periodismo mundial para la generación de noticias de forma automática a partir de datos.

Ha relatado que ya se utiliza tecnología en muchos medios de comunicación para crear titulares, predecir eventos, generar gráficos o agregar imágenes a informaciones, entre otros cometidos.

El ritmo de producción de las máquinas "supera con creces al de los humanos", ha asegurado, y, junto a la velocidad, "hay más ventajas", como el que "se puede llegar a todo el mundo en poco tiempo" y que "se evitan errores tipográficos", por ejemplo.

Ha reconocido, no obstante, que "las máquinas también pueden cometer errores porque los algoritmos no tienen sentido común, no tienen un razonamiento causal"; y, además, "si al escribir noticias siempre se repite la estructura, se hace aburrido".

"En la comunicación compleja ganamos los humanos, gracias a que somos capaces de interpretar estados de ánimo, tenemos experiencia, capacidad de adaptarnos y un juicio subjetivo", ha asegurado.

Para ello, "lo interesante es sacar el máximo partido al algoritmo y a los periodistas y combinarlos" y hacer que los informadores "se integren más con la tecnología y sepan todo lo que se puede hacer".

Pero, aunque se aproveche al máximo esa capacidad tecnológica, "por una cuestión de confianza, el público debe saber qué está hecho por una máquina y qué no, debe ser una obligación y un derecho", porque "las máquinas generan contenido, pero no hacen periodismo, no interpretan la realidad porque para eso se necesita razonamiento".

En la mesa redonda ha participado el empresario David Llorente, creador de una aplicación tecnológica para generar noticias mediante un algoritmo, que ya trabaja con diferentes medios españoles.

Ha defendido que la información realizada a partir de datos (como ahora lo realiza un algoritmo) es "algo que siempre se ha hecho en periodismo" y "ahora se puede liberar al periodista de ese trabajo".

El contenido automatizado "ayuda a los medios a atraer dinero, a tener más tráfico", ha asegurado, aunque ha reconocido que "todo lo automático en un medio debería identificarse como tal e, incluso, dar a conocer la fuente de los datos".

En su opinión, la utilización de algoritmos y máquinas en información "va a afectar a la organización del trabajo" en los medios de comunicación, pero "no tiene porqué llevar al despido de trabajadores, sino que puede generar recursos económicos que hagan rentables los medios y les permitan invertir más en investigación".

El presidente de la Sociedad Española para el Procesamiento del Lenguaje Natural, Luis Alfonso Ureña, ha considerado que "todavía estamos muy lejos de una etapa avanzada de compresión y calidad del lenguaje en la generación automática de noticias".

"El lenguaje natural es muy complejo, tiene ambigüedad, ironía, sarcasmo, polisemia, negación y eso demuestra que procesar el lenguaje no es procesar datos", ha defendido.

La lingüista Carmen Torrijos ha asegurado que una máquina no puede redactar algunos contenidos que buscan los lectores y, "aunque puede hacer un análisis superficial, nunca podrá lanzar hipótesis".

Por ello, ha recalcado, cree que "hay que educar al consumidor de los medios" para que diferencie entre el contenido que se ha producido de forma automática y "lo que es un análisis profundo o una hipótesis de futuro", que "es en lo que se va a centrar el trabajo del periodista".