Imagen de uno de los perros atrapados. / Atlas

Erupción La Palma

Un misterioso Equipo A rescata a los perros

Los salvadores de los animales tuvieron que invadir la zona de exclusión, aún caliente por la lava, para salvarlos

A. P.

Un grupo que se hace llamar Equipo A dice haber rescatado a los seis perros que se hallaban atrapados por la colada expulsada por el volcán de La Palma. Con una pancarta que rezaba «Fuerza La Palma, los perros están bien», la agrupación reivindicó la autoría del acto, que supondría haber invadido el espacio de exclusión. Al director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, no le hizo ninguna gracia lo ocurrido y calificó el hecho de «deleznable». El misterioso Equipo A, que lleva el mismo nombre de una famosa serie de televisión, difundió un vídeo en las redes sociales en el que se atribuyen el rescate de los podencos.

Los técnicos de la empresa de drones que habían viajado a la isla para recuperar a los animales, Aerocámaras, se quedaron estupefactos cuando comprobaron que habían desaparecido las mascotas. No podían dar con ellas ni empleando cámaras térmicas ni llamándoles con reclamos. Solo pudieron avistar dos conejos semiocultos por los matorrales.

Después de la inicial sorpresa, los responsables de la sociedad confirmaron que existían huellas que delataban la intrusión. Según Jaime Pereira, consejero delegado de Aerocámaras, los perros pueden llevar ya un tiempo liberados de su confinamiento. No en balde, el vídeo en el que se puede ver el mensaje del supuesto salvamento no es reciente. «Ya ayer [por el miércoles] no vimos nada», informó Pereira.

El único modo de acceder al recinto donde se encontraban los canes era transitar por alguna de las recientes coladas que rodean el espacio, una acción temeraria, dado que en algunas zonas el terreno llegaba a alcanzar los 160 grados. Los veterinarios consideran que sin ayuda de nadie los perros no pueden haber eludido el cerco de la colada por sí solos. Creen ilógico que si disponían de sustento se aventurasen a cruzar la colada.

Operación frustrada

La empresa de drones llevaba días preparando la operación. Para mayor frustración, Aerocámaras había sobrevolado la zona el miércoles. Para poder hacer volar sus aparatos, necesitó un permiso del Pevolca que le fue concedido sin problemas. Morcuende adujo que el organismo hizo todo lo que estaba en su mano, como mantener a los animales con vida al proporcionarles alimento y agua. «Ya no sabemos nada más», sentenció. Se cree que los perros están bien, pero nadie ha podido confirmar con certeza su paradero.

Al comité científico del Pevolca se le consultó si era posible efectuar el rescate por tierra, posibilidad que desaconsejó porque entrañaba un grave riesgo para las personas. Luego, hace tres días, se presentó el plan de la empresa de drones para intentar salvar a los canes con aparatos no tripulados, cuestión que recibió el visto bueno del organismo.

El rescate ha sido diseñado meticulosamente por Aerocámaras. Los operadores del dron, con capacidad para transportar una carga de 24 kilos y una autonomía de 14 minutos de vuelo, iban a inspeccionar con una cámara de 30 aumentos y otra termográfica la ubicación donde realizarían la «extracción». Antes, pensaban habituar a los animales al ruido y la presencia del dispositivo.

Las condiciones ambientales de la zona eran complicadas para los drones, pues además de las altas temperaturas, el entorno estaba repleto de ceniza. El supuesto rescate del Equipo A suscitó mucha chanza en las redes sociales, aunque dejó un rictus de irritación entre los técnicos del Pevolca.