Emotivo adiós a Marcos, un apasionado de las motos

    Cargando reproductor ...
04/06/2020

«Ráfagas al cielo» por Marcos Talavera. Los moteros, escoltados por la Policía Local y cumpliendo las medidas de seguridad, despidieron al joven en un emocionante recorrido.

Cada uno en sus motos y sin acceso al velatorio o a la iglesia, un grupo de amantes de las motos despidieron este lunes a Marcos Talavera Castellano, que falleció el pasado fin de semana tras un accidente en Agaete el jueves.

Sus amigos y compañeros de las dos ruedas siguieron al coche fúnebre desde el velatorio hasta iglesia del Cruce de Arinaga, en el sureste de Gran Canaria, y de ahí hasta el crematorio en el polígono, donde rindieron desde sus monturas un sentido homenaje al joven de 29 años haciendo rugir sus motos y levantando sus cascos al cielo gritando su nombre.

Este emocionante tributo, agradecido por la familia, tuvo la colaboración de la Policía Local de Agüimes, que coordinó el tráfico y controló que se cumpliesen las medidas de seguridad durante el recorrido en moto. De hecho, el acto en recuerdo de Marcos se realizó fuera de recintos cerrados, al estar limitado el acceso a velatorios, iglesias, tanatorios o cementerios por el estado de alarma impuesto desde el pasado 14 de marzo.

Lágrimas de emoción y agradecimiento de la familia

Los moteros terminaron la emocionante despedida golpeando sus cascos y gritando el nombre del compañero en un sentido ritual motero para el joven grancanario. «Era un chico bueno cuya única pasión eran las motos. Siempre será recordado por todos nosotros, porque siempre fue ejemplo de nobleza y compañerismo», reconocieron sus amigos.

En los últimos días, sus compañeros de dos ruedas han llenado sus redes sociales con cariñosos mensajes de recuerdo en homenaje al joven, a quien describen como un «hombre precavido, tranquilo y responsable en carretera, que sentía pasión por las motos y era feliz cuando cabalgaba con la suya».

La familia transmitió su agradecimiento por el cariño recibido en los últimos días y el gesto de sus compañeros a pesar del dolor y las complicadas circunstancias y límites que se imponen por la crisis sanitaria.

Emotivo adiós a Marcos, un apasionado de las motos
Carta de su amigo Carlos: «Cabalgando juntos, disfrutamos juntos»

«Cabalgando en tú montura roja y negra. Casco de colores vivos como el arco iris después de la lluvia, mono blanco y negro como las teclas del piano tocando en una noche de verano, todo en armonía, busco en mi mente la mejor frase que te definiría en tu montura, Born to ride».

«El tiempo se ralentiza, sientes cada centímetro del asfalto en el neumático, rodando como una noria de feria, el tubo de escape con ese sonido armonioso, las revoluciones suben y bajan, la adrenalina se dispara de la emoción, de la sensación de salir da igual la velocidad, es el disfrute del momento, no se percibe pero estás sonriendo dentro del casco, tus ojos brillan de la emoción de la ruta, del paisaje, de los amigos, de tú moto a la que amas como una madre a su hijo/a, una curva de izquierda otra de derecha, aceleras en la salida, notas el rugir de los caballos debajo del asiento, la potencia, el movimiento centrífugo al salir, la razón de tú felicidad está entre tus manos, solo tú y ella se complementan a la perfección, el amor es recíproco».

«Echaré de menos cuando mire por el retrovisor y no te vea detrás, en el Ducatti rojo, no estarás físicamente, pero sabremos que en cada salida irás con nosotros, detrás como siempre ibas, cuidándonos en cada ruta, escuchando nuestros chistes malos (sobretodo los míos ??) las largas conversiones que teníamos, a pesar de ser reservado con nosotros te abristes e hicistes buena piña con los «puretillas», en cada salida habrá un cortado en la mesa en tu memoria y presencia no será física pero sí espiritualmente.

«Muchas gracias por tú amistad, por esas salidas buenas que fueron muchas, por ser como eres, humilde, con un gran corazón, por pedirnos consejos, por pasar buenos momentos de risas, por las conversiones, el pasar tiempo con nosotros y nosotros contigo, el estar siempre dispuesto a una salida a una buena ruta».

«No es mi mejor escrito lo he hecho por sentimientos e intentar plasmar lo que en mi persona he vivido con él y muchos de los amigos en ruta y lo que nos transmitió, e intentando hacerlo lo más simple y sencillo dentro de las circunstancias, será muy difícil para Juan Manuel Núñez y para mi la secuencia del accidente por nuestra parte hicimos todo mejor que estuvo en nuestras manos y posibilidades».

«Los moteros tenemos que ser una piña, da igual el modelo, marca, cilindrada...etc. Hay unos códigos y tenemos que respetarlos entre nosotros, salimos a pasar un buen rato de diversión y buena compañía siempre he dicho que el mejor motero/a no es el que corre más o traza mejor la curva, el mejor motero/a es el que llega a casa. Mis más sentido pésame a toda su familia y para terminar queda decir... Marquitos nos vemos en la próxima salida como siempre».

«Te queremos mucho, rágafas al cielo. En memoria de Marcos Talavera Castellano. Nuestro hermano pequeño. D.E.P Motero», Carlos Martín.