El Rey emérito abandona Zarzuela tras una visita de once horas