El pilar de las investigaciones criminales

16/09/2019

El laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil analiza las pruebas e indicios que recaban, entre otros, en escenas de delitos como homicidios, robos con violencia, identificación de cadáveres o incendios en naves industriales. Su trabajo es crucial a la hora de juzgar a los presuntos delincuentes

A principios de la década de los noventa se creó el Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas. Un departamento dependiente de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Las Palmas. El cometido del servicio depende en un 50% de Madrid y el otro 50% de la Comandancia de Las Palmas. Su trabajo es fundamental a la hora de llevar a juicio a los presuntos delincuentes. Se encargan de analizar pruebas, indicios y todo tipo de muestras que ayuden a esclarecer un delito, principalmente hechos graves como homicidios o asesinatos, robos con violencia y asaltos, identificación de cadáveres o incendios estructurales, en naves industriales o viviendas.

«El estudio científico de una muestra tiene más validez que la declaración de un detenido. El detenido se puede declarar autor hoy y el día del juicio retractarse, pero el estudio de una muestra científica no te la tira nadie abajo, ese es el valor de nuestro trabajo. Es nuestro cometido. Es importantísimo y a veces no nos sentimos muy valorados en ese aspecto», explica Jorge Gil González, agente de la Guardia Civil y uno de los fundadores del Laboratorio de Criminalística.

Con más de cuatro décadas de experiencia y tras 37 años destinado en la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, al llegar al hallazgo de un cadáver es capaz de saber la causa de su muerte. «Se puede saber con mirar si ha muerto de un infarto o un ahogamiento, si le presionas el pecho y sale agua y mucosa por ejemplo. Otra cosa es saber qué ha provocado ese infarto o si murió ahogado al ser empujado al mar», explica.

En los primeros años los tres agentes que formaban el Laboratorio acudían a todos los casos, a todos los fallecimientos no naturales y por tanto judicializados. Con la creación de los equipos de Policía Judicial de la Guardia Civil en Santa María de Guía, Vecindario y Puerto Rico- antes estuvo en Arguineguín- el trabajo se ha aligerado. Además, ahora son cinco los que conforman el laboratorio. Un trabajo que se puede alargar según cada caso de semanas a incluso meses. Una tarea ardua y que desarrollan con minuciosidad. Sobre ellos recae una parte vital de las investigaciones policiales.

«El equipo que interviene se inhibe y nos llaman a nosotros, no solo en la isla sino también en Lanzarote y Fuerteventura. Abarcamos toda la comandancia», apunta.

Recogida de huellas, pisadas, marcas de neumáticos, pruebas caligráficas, gotas o salpicaduras de sangre o tomar muestras biológicas son algunas de las acciones que desarrollan cada vez que llegan al escenario de un delito. En casos de muertes violentas antes de entrar en escena se enfundan un mono enterizo para evitar contaminar del lugar del crimen. Si no, se ponen el chaleco identificativo.

«La recogida de muestras biológicas lleva un protocolo. Somos la unidad receptora de todas las muestras que se recogen en la provincia. Todas pasan por aquí antes de ir a Madrid, le imprimimos un nivel de calidad. Si no viene con la calidad suficiente que deben tener las rechazamos, incluso en temas administrativos como en el documento de la cadena de custodia que acompaña a las muestras y que muere y se queda archivado donde se queda la muestra. Eso te va afianzando la seguridad, la calidad de la muestra», subraya.

El laboratorio fue uno de los seis primeros de toda España en conseguir el certificado de calidad acreditado por el ENAC.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el millón de euros aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar a las zonas afectadas por los incendios del verano en Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados