El «Mejor Papá del Mundo» vive en Puertollano

Jaime Coronel, de 34 años, arquitecto técnico aunque trabajando actualmente en una empresa familiar de mudanzas, es el «Mejor Papá del Mundo». Al menos así lo entienden sus vecinos de Puertollano (Ciudad Real), las miles de personas que lo siguen en las redes sociales y, sobre todo, su hija Mara, de tres años y medio. Desde que se decretó el estado de alarma, Jaime ha salido a la calle disfrazado, cada día con un atuendo distinto.

J. V. MUÑOS-LACUNA / CIUDAD REAL

Los vecinos, asomados a las ventanas y terrazas para el ritual del aplauso a los trabajadores sanitarios de esa hora, pronto se aficionaron a sus personajes. «Estábamos guardando cosas en el trastero y me encontré con un disfraz de Olaf. Me lo puse para jugar un rato y cuando llegó el momento de tirar la basura bajé con él puesto para pasar el rato. A los vecinos les gustó y en los días siguientes me animaron para que siguiera», explica Jaime, que también ha contado con la ayuda de su esposa para darle ideas. « Sólo pensaba en divertir a la niña, porque no podía salir de casa en las primeras semanas del confinamiento, pero después de que se les haya permitido salir ha querido venir a la calle conmigo también disfrazada», relata Jaime, que también tiene un bebé de tan sólo dos meses.

Mascarón del Carnaval 2021

Los vídeos que sus vecinos grabaron con la treintena de disfraces que ha vestido se han hecho virales y han sido vistos en todo el mundo por millones de personas. Jaime es consciente de su popularidad y hasta en su ciudad, Puertollano, de 50.000 habitantes, ha surgido un movimiento para que sea el «Mascarón» del Carnaval de 2021. «Tendría que estudiarlo pero creo que aquí hay personas que se lo merecen más porque llevan mucho tiempo dedicándose al Carnaval», bromea al respecto. Jaime también revela el secreto de tantas indumentarias distintas: « Siempre nos hemos disfrazado en Carnaval o en Halloween y hemos guardado toda la ropa. También es verdad que algunos disfraces los hemos reciclado para hacer otros aprovechando el material. Es lo que hicimos, por ejemplo, con el de Darth Vader, que lo transformamos en el de Batman».

El «Mejor Papá del Mundo» ha dejado de salir a la calle convertido en superhéroe desde hace unos días aunque podrían convencerlo de lo contrario los más de 12.000 seguidores que tiene en Instagram, red social en la que «antes era un mindundi». Según dice, los auténticos superhéroes son los niños, que no han podido pisar la calle durante más de un mes. «Yo sólo soy un padre normal y corriente que quiere a sus hijos y nada más».