Entrada de la Facultad de Ciencias de la Educación, donde se imparte el máster de profesorado. / C7

La ULPGC cree «sangrante» que no pueda ofertar online el máster de profesorado

La universidad lamenta que la privada sí pueda dar en línea el título habilitante y aproveche el escaso número de plazas públicas que salen

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El pasado curso el 77,6% del estudiantado que quería hacer el máster de Formación del Profesorado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ( ULPGC) o en La Laguna ( ULL) se quedó fuera. Entre ambas solo ofertan 580 plazas y se preinscribieron 2.597 estudiantes, 1.261 en la ULL y 1.336 en la ULPGC. Para paliar esto la ULPGC ha intentado ofrecerlo online, pero el Ministerio de Universidades se lo ha denegado «porque somos un centro presencial», explica el vicerrector de Grados, Posgrados y Nuevas Titulaciones, Luis Hernández.

Lo intentaron entonces a través del centro de teleformación de la ULPGC, pero también se lo ha rechazado por la misma causa. El centro pertenece a la ULPGC que es «presencial». « Lo curioso de todo esto es que hay universidades privadas en Canarias que se dirigieron al Ministerio para dar el mismo título online y a ellos sí les han dejado. Resulta curioso que a nosotros nos respondan de esta manera y sí permita que otros centros den este máster en online. Que las personas que no puedan acceder a esas 330 plazas que oferta la ULPGC, que se hace por nota, se vayan a la privada a mi me resulta sangrante», afirma el vicerrector.

Hernández explica que la ULPGC solo puede ofertar al año 330 plazas, aunque en realidad saca 270 por 30 pertenecen a un máster que se eliminó y otras 30 son de la especialidad de música que se abre cada tres años porque anualmente solo llega a cinco estudiantes y deben ser 15 como mínimo. Con todo, aumentar las 330 de un máster presencial requiere «más espacio y más profesorado». Y eso, dice, «No dependen de la ULPGC. Nosotros llegamos a donde llegamos y podemos. Dependerá del Gobierno canario, si nos da otro edificio y presupuesto para más profesorado», añadió.

Por eso la solución viable que encontraron fue la de ofrecerlo online. Además, ya están en conversaciones con la ULL, que es la coordinadora de este máster, para que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca)les permita utilizar las 330 plazas que tiene ahora de forma «libre», es decir, que no estén asociadas a una especialidad concreta.

De esta manera, añadió el vicerrector, se podría incluso acompasar la especialidad ofertada con las oposiciones que se fueran convocando. «Queremos que cada año, dependiendo de la demanda y las oposiciones. pueda ofertar plazas para una especialidad u otra. Por ejemplo, si hay unas oposiciones en la especialidad de Tecnología o en Geografía e Historia a lo mejor puedo dedicar más plazas a esta especialidad», señala.