Torres aspira a un curso escolar de normalidad, tras el miedo de hace un año