El director del IES Garoé, en Valverde, José Manuel Domínguez Sanz, explica el funcionamiento del centro al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y a la consejera de Educación, Manuela Armas, que hoy inauguraron el curso escolar en la isla / EFE/Gelmert Finol

Torres aspira a un curso escolar de normalidad, tras el miedo de hace un año

El acto de apertura del curso escolar se celebró en el IES Garoé, en Valverde (El Hierro), y aunque siguen las medidas de protección derivadas de la pandemia de coronavirus, «vislumbramos un horizonte sin restricciones», apuntó la consejera de Educación, Manuela Armas

EFE Valverde (El Hierro)

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, dio por abierto este viernes el curso escolar 2021/22, «un curso que aspira a ser normal» después de que el año académico anterior empezara con retrasos, dificultades y miedos que se superaron gracias al esfuerzo unánime de toda la comunidad educativa, afirmó.

El acto de apertura del curso escolar se celebró en el IES Garoé, en Valverde (El Hierro), y aunque siguen las medidas de protección derivadas de la pandemia de coronavirus, «vislumbramos un horizonte sin restricciones», apuntó la consejera de Educación, Manuela Armas.

Más de 246.000 estudiantes y 25.000 docentes empiezan «el tercer periodo educativo mediatizado por la pandemia», en el «ya sabemos cómo protegernos y cómo ayudarnos», subrayó la consejera.

El presidente de Canarias destacó que la aspiración es que en este curso se recupere la «normalidad en toda la extensión de la palabra», un periodo lectivo en el que hay esperanza de que sea «absolutamente distinto», pese a que «la situación sigue siendo de pandemia» y se mantiene la obligación de llevar mascarilla.

Recordó los momentos duros vividos en la comunidad educativa desde el confinamiento de 2020, que impidió a miles de niños y jóvenes su contacto con los amigos y compañeros, pese a que «la reacción inmediata de la comunidad educativa» ayudó con la enseñanza telemática a mantener el derecho a la educación.

Torres dijo que el Gobierno de Canarias mantiene su esfuerzo a favor de la educación y subrayó que este viernes se abren cuatro nuevos centros, dos de secundaria y dos de primaria, con una inversión de 18 millones de euros.

Señaló que 15.000 niños y niñas estarán con la «cuota cero» en los comedores escolares porque «desgraciadamente» la pandemia también ha producido un «quebranto social».

El presidente se refirió a que la s olidaridad de los fondos de la Unión Europea permitirá extender «la enseñanza del siglo XXI» gracias a los avances en la digitalización en la educación.

También se congratuló de que se haya resuelto el conflicto en el transporte escolar, lo que permitirá la normalización a partir del lunes.

«Lo más importante es comenzar, que los niños y niñas se reencuentren con sus amigos», y aspirar a «un curso normalizado, que es la mejor manera de invertir en el presente y en el futuro», dijo.

En el acto de apertura del curso escolar intervino también el presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas, quien afirmó que el gran reto es «normalizar la situación en las aulas tras los efectos de la pandemia».

Puso de relieve el papel desempeñado el curso pasado por el personal de la Consejería de Educación, docentes y no docentes, para abordar el curso pasado la incertidumbre y la situación cambiante de «una crisis sanitaria nunca vista» que se pudo superar con mínima incidencia en el ámbito educativo.

Alpidio Armas dijo que pese a todos los esfuerzo, « la brecha digital» se mantiene en islas como El Hierro, con muchas más dificultades para el acceso a la digitalización.

Denunció además que «falta mucho por hacer» para garantizar la igualdad de acceso a la enseñanza superior de los herreños, porque las becas son insuficientes para cubrir los costes de estudiar en otras islas con lo que se impide el acceso de los estudiantes con menos recursos.

El alcalde de Valverde, Antonio Chinea, agradeció «el trabajo ingente» de toda la comunidad educativa para llegar a una situación que parece «más halagüeña» ahora que la pandemia va remitiendo.

«Pero no podemos bajar la guardia, hay que seguir cumpliendo estrictamente las medidas adoptadas para lograr que el curso se siga desarrollando correctamente», afirmó.

El director del IES Garoé, José Manuel Domínguez Sanz, dijo que es un honor y una alegría para todo el centro educativo ser la referencia de Canarias en este comienzo de curso.

«Espero que en próximos eventos nos veamos todos la cara, ya sin mascarilla, y que este sea un inicio de curso para un año provechoso», concluyó.