Estudiantes MIR en el Colegio de Médicos de Las Palmas. / C7

Sanidad pide más titulados en Medicina y la ULPGC replica: «Lo que faltan son plazas MIR»

La ministra Darias insta a las universidades a aumentar un 10% los egresados y la decana de Ciencias de la Salud apunta a que lo necesario es más formación especializada

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, pidió ayer a las universidades españolas que aumenten en un 10% el número de egresados en Medicina ante la falta de especialistas que sufre el país. Darias dijo en un curso de verano sobre enfermedades infecciosas en la Universidad de Burgos recogido por Efe que en este momento hay más plazas convocadas que nuevos titulados. De hecho, afirmó que desde el principio de esta legislatura se han incrementado un 32% las plazas de formación sanitaria especializada.

Para la decana de Ciencias de la Salud de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Mar Tavío, el problema no es la falta de egresados sino de la falta de plazas de formación especializada, el MIR, que es donde se produce el «cuello de botella»

Según Tavío, 13.500 egresados se presentaron a la última convocatoria MIR en la que se ofertaron 8.188 plazas, pero de ellas hay que reservar un 4% para personas extracomunitarias. «Hay estudios de lo señalan. No es lógico ni abrir más facultades de Medicina ni abrir más plazas si los médicos no pueden acceder a la formación especializada», advirtió.

La decana explica que hay quien con el título ya sale a trabajar, pero son los menos y saben que tarde o temprano tendrán que acceder a esa formación especializada, necesaria, por ejemplo, para acceder a los puestos de centros públicos. « El coste anual de un estudiante de Medicina es de 6.000 euros. Es una titulación con un alto grado de formación, son seis años», recuerda Tavío. Después de este «esfuerzo», añade, «no consiguen plazas MIR».

Tavío recordó que España es el segundo país del mundo en número de facultades de Medicina, con un índice de 0,95 cuando lo recomendado por la OMS es el 0,5. «Aumentar el número de egresados no resuelve el problema, lo que falta don plazas de formación especializada», abundó la decana.