Los alumnos dicen que «el acoso sexual está arraigado» en la ULL

22/03/2018

«Existe acoso sexual y sexista en la ULL». Así de «claro» y «contundente» lo denunciaron ayer representantes del grupo claustral de alumnos AMEC que, además, aseguraron que «no se trata de casos puntuales», sino que ese acoso está «arraigado» en la institución. Exigieron al rector que «aplique» el Protocolo contra el Acoso Sexual.

Representantes de la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), que tiene tres de los ocho puestos claustrales que corresponden a los grupos de estudiantes de la Universidad de La Laguna (ULL), denunció ayer públicamente la «clara y contundente existencia de acoso sexual y sexista en la ULL» y apeló al rector de la institución, Antonio Martinón, a que «no tolere ningún caso de este tipo».

Los miembros de AMEC, que comparecieron arropados por representantes de la Plataforma 8M y del Foro contra la Violencia de Género, aseguraron que «no se trata de casos puntuales, ni que el acoso sexual está arraigado en la ULL» y apelaron a Martinón para que «aplique» el Protocolo contra el Acoso Sexual con el que la ULL cuenta desde 2015. A juicio de los portavoces del grupo, el protocolo es un buen instrumento, pero «se puede mejorar» en lo referente a la actuación preventiva. En concreto, explicaron que los órganos de dirección de la institución tendrían que intervenir «no solo cuando existe denuncia de por medio», sino de manera «preventiva», para que «no se obligue a la parte más vulnerable, a la víctima, a activar la denuncia».

Los estudiantes apelaron en este sentido al cumplimiento del artículo 8 del protocolo que dice que la comunicación o la denuncia, además de la propia víctima la puede presentar «cualquier a otra persona que, siendo miembro de la comunidad universitaria, tenga conocimiento de la existencia de una conducta de acoso sexual o sexista en el ámbito de la ULL» y añade que «[...] De no mediar esta [la ratificación de la denuncia por parte de la víctima], se podrá actuar de forma preventiva».

La AMEC, que lleva «mucho tiempo» luchando contra el acoso sexual, aunque se ha visualizado a partir de la huelga del 8 de marzo, tiene constancia de varias enuncian al menos a tres profesores de la ULL y asegura que cada vez son más las estudiantes que manifiestan que a ellas también les ha pasado.

«Esto es, con toda probabilidad, solo el inicio», aseguraron.