El rector consultará al alumnado y piensa en un área de autoservicio

La ULPGC sopesa dejar el campus del Obelisco sin cafetería

16/09/2017

La propuesta de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para la cafetería del campus del Obelisco –que dejó sin servicio a 5.400 alumnos desde el cese de su actividad en mayo de 2017– es crear un nuevo espacio de socialización y autoservicio que primero se planteará a los estudiantes a través de una encuesta.

/ Las Palmas de Gran Canaria

«Queremos dar una solución a esta situación siendo ejemplo de un espíritu innovador». Así se expresó Rafael Robaina, rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), respecto al cese de la actividad de la cafetería del campus del Obelisco y después de las quejas públicas del alumnado. Un establecimiento dejó sin servicio a más de 5.400 estudiantes y profesores. «Hacía tiempo que me habían llegado quejas de la calidad de la comida, y en varias ocasiones vi el local prácticamente vacío porque la gente dejó de ir, pero desconocía este descontento», afirmó Robaina, quien aseguró que la institución lleva tiempo pensando en darle un giro al modelo de cafetería al uso.

Sin camareros

La propuesta que pretenden llevar a cabo, aseguró, es mantener ese «gran espacio de socialización» entre alumnos y profesores, pero «con una marca de estilo». Crear una infraestructura con los requerimientos básicos (mesas, microondas para calentar comida, etcétera) e incluir la oferta de productos no perecederos y de autoservicio.

La cafetería cerró en mayo tras la jubilación del adjudicatario de la anterior contrata

«Evidentemente, no es lo mismo habilitar una cafetería en un campus retirado que en Tomás Morales, donde hay una oferta muy competitiva», afirmó el rector. «No deja de ser un negocio y tiene que ser sostenible; si nadie quiere hacerse cargo de él, nosotros no podemos avanzar. Por eso creemos que hay que innovar», insistió.

Robaina admite que el Consejo de Gobierno de la ULPGC debería haberse reunido antes, aunque ha prometido que para la próxima semana abordarán específicamente este tema. «No queremos dar ningún paso sin involucrar a los usuarios que se van a beneficiar de esto; por eso plantearemos en septiembre una encuesta online para saber si se quiere apostar por este nuevo modelo o mantener una cafetería al estilo clásico».

Además, aseguró que la ULPGC «no escatimará en gastos de infraestructuras». Sin embargo, una vez tomen la decisión, aún habrá que esperar muchos meses para que salga a concurso, «considerando que sea rentable para alguien».