La importancia de dominar varias lenguas

16/05/2019

Los idiomas suponen un valor necesario en un mercado cada vez más exigente. El inglés es la lengua más demandada de todas, requerida en un 90% de los puestos de trabajo bilingües y muy solicitada en el resto.

Conocer varios idiomas y hablar con fluidez una o más lenguas además de la materna es ya un requisito indispensable para la búsqueda de empleo. En un mercado cada vez más competitivo, hablar y expresarse de manera correcta en otra lengua es la llave para cada vez más puestos de trabajo, y una característica necesaria para profesionales del sector de la tecnología, los servicios, la comunicación, el turismo, la diplomacia o la investigación.

Según las consultoras de selección de personal internacionales, dominar una segunda lengua es un factor diferenciador dentro del mundo laboral, pero también un valor necesario para acceder al 33,4% de las ofertas de puestos de trabajo en España.

Dentro de estas, el inglés destaca como el más demandado, ya que se exige en un 90% de las ofertas que añaden los idiomas como requisito. El inglés sigue siendo en este sentido la principal lengua vehicular en el mundo profesional.

En la actualidad, con empresas integradas dentro de la era 4.0. globalizadas e hiperconectadas, el inglés es una herramienta clave en el día a día, y los profesionales que solo hablen una lengua son, por tanto, descartados de forma automática.

La importancia de dominar varias lenguas

Aunque el inglés sigue ocupando la primera posición, otros idiomas también tienen mucha presencia en el mercado laboral y son demandados por los empresarios, como es el caso del alemán, en turismo, el francés, en diplomacia, el chino y japonés, en tecnología y el ruso y el árabe, en economía y negocios, así como en turismo.

En el ámbito de las telecomunicaciones, por ejemplo, las ofertas de trabajo que precisan idiomas suponen un 42,39% del total, mientras que en el sector de la energía, este requisito alcanza 40,05%. También en la hostelería y el turismo, saber idiomas es un requerimiento de un 39,65% de las ofertas de empleo, una cifra que se eleva según el destino y la localización del puesto de trabajo.

En este sentido, el francés o el alemán ocupan las segundas y terceras posiciones en los empleos vinculados al turismo y la diplomacia o la economía internacional, copando un 7% de las ofertas registradas en España.

Lenguas como el chino, el japonés, el ruso, el árabe, entre otras, son consideradas estratégicas y es un elemento diferenciador en los profesionales.

En los próximos años, gracias al crecimiento de los mercados internacionales, se prevé que el chino y el árabe sean las nuevas lenguas punteras que más se demanden en la búsqueda de empleo. Ya no bastará solo con hablar la lengua materna sino que dominar, al menos, una segunda lengua es clave.

La importancia de dominar varias lenguas

Chino y árabe, como lenguas estratégicas

15 referencias. En el mundo actualmente existen unas 6.000 lenguas, de las que 2.000 son dialectos minoritarios o idiomas de pequeñas regiones de menos de 1.000 habitantes. A pesar de la riqueza de la dialéctica internacional en el mundo laboral hay 15 idiomas que copan el mayor número de ofertas de trabajo, colocándose como las lenguas más habladas del mundo.

Economía. El Foro Económico Mundial ha identificado el inglés como el idioma más demandado en el mundo laboral, seguido del chino, el francés, el castellano y el árabe. El chino destaca en economía, comunicación e innovación, mientras que el árabe es clave en la economía actual y en el mapa de empresas y mercados emergentes. El árabe es considerado un referente en ciertos negocios, ya que a pesar de su gran número de dialectos permite la comunicación con varios de los países potencia en la economía internacional actual.

Abanico. Por orden de importancia seguirían el portugués, el hindi, el alemán y el japonés. Saber idiomas actualmente es una herramienta de liderazgo, ya que no solo permite llegar a más empleos sino también a más destinos, a un abanico más amplio en la cultura y a hacer más fácil el día a día en los viajes, las relaciones y los negocios en general.