La FP canaria será pionera en el uso de realidad virtual en el aula

21/02/2020

El CIFP César Manrique es el primero de España en incorporar a la práctica docente la nueva tecnología. La multinacional EON Reality pretende dar el salto al resto del país desde las islas

Desmontar el motor de un coche eléctrico, aprender cómo funciona un TAC o el propio sistema circulatorio humano empezará a ser más sencillo y menos costoso para los centros educativos porque ya no será necesario que cuenten con los últimos modelos en motores, que en las prácticas clínicas haya que diseccionar un cadáver o que un TAC sea un aparato que el alumnado solo conoce por los libros. No es ciencia ficción, las nuevas tecnologías lo hacen posible y en el centro integrado de formación profesional (CIFP) César Manrique de Santa Cruz de Tenerife lo podrán comprobar a partir del 2 de marzo próximo.

Justo cuando acaben los Carnavales, el CIFP César Manrique se convertirá en el primer centro educativo de España donde sus docentes utilizarán tecnología de realidad virtual y aumentada (VR y AR, por sus siglas en inglés) para impartir las clases, sobre todo, las prácticas.

Para ello se ha dotado de un software desarrollado por la empresa californiana EON Reality con una «inmensa» base de datos que recrea miles de escenarios virtuales que se podrán utilizar en las aulas.

El primer beneficiado de esta tecnología que este jueves presentó el propio presidente del EON Reality, Mats Johansson, será el alumnado de familias formativas estrategias como la sanitaria, la de electrónica, automoción, obra civil u hostelería y turismo, que pararán de recibir un aprendizaje estático en dos dimensiones a una experiencia en 3D dinámica con la que podrán experimentar distintas situaciones y podrán escudriñar y manipular objetos que, evidentemente, no están en el aula.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, explicaba a la perfección la sensación que tuvo al ponerse las gafas de realidad aumentada siguiendo las instrucciones que le indicaba Mats Johansson: «Con las gafas ves objetos que no existen pero que tiene características de realidad; esto es el presente y el futuro», dijo, no sin apuntar que para quienes conocieron internet después de salir de la universidad y que enseñaron «con tiza y encerado», esto da medida de «cómo el mundo ha cambiado y de cuál es el futuro».

Para Torres, ayer Canarias estaba «de suerte». No solo por poder participar en la presentación del proyecto, dijo, sino porque «EON Reality eligiera Canarias y que su proyecto y su expansión hacia el resto del país se lleva a cabo desde las islas».

Se trata, pues, de una herramienta docente que la Consejería de Educación quiere llevar al resto de centros de FP del archipiélago. «Es muy importante la formación de una red» de centros en torno a la plataforma de EON Reality de la que el Gobierno ha adquirido 14.000 licencias, «que se pueden ampliar», explicó la consejera, María José Guerra, que destacó que se trata de un «instrumento pedagógico muy importante que, además, va seguro a servir para despertar vocaciones científicas y tecnológicas».

La contratación del suministro del software y de un equipo de centro digital interactivo (IDC) para FP ha supuesto una inversión de un millón de euros, a la que se suma la compra de las licencia de acceso a la plataforma online, que ha costado dos millones más.

La entrada de EON Reality, líder en Realidad Virtual Aumentada (AVR, en inglés), en España se gestó hace más de año y medio y también el País Vasco optó por que la empresa se instalara allí, finalmente, como reconoció ayer Torres, «la ventajosa fiscalidad» de Canarias probablemente pesó más y optó por venir a las islas.