Universidad

Emilia Casas, una Honoris Causa de prestigio que reduce la brecha

03/04/2019

La ULPGC aprueba por mayoría en el Claustro el reconocimiento a la jurista que será la tercera mujer en un pabellón con 36 hombres. Sonia Mauricio apela a los méritos de la expresidenta del TC y al plan de igualdad.

El Claustro de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) aprobó ayer por abrumadora mayoría (90 votos a favor, uno en contra y 7 abstenciones) el nombramiento de María Emilia Casas Baamonde como doctora Honoris Causa. La jurista, que fue la primera mujer en España que logró una cátedra de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, ingresó en el Tribunal Constitucional siendo el miembro más joven en la historia de la institución en 1998, órgano del que fue la primera presidenta ejerciendo entre 2004 a 2011.

La directora de la Unidad de Igualdad de la ULPGC, Sonia Mauricio, resaltó el «enorme» currículum de la jurista, y señaló que la propuesta de su nombramiento partió de la Comisión de Seguimiento del Plan de Igualdad (Cosepi), que la elevó al rector, Rafael Robaina, en octubre de 2018. El rector, por su parte, la llevó al Consejo de Gobierno de la ULPGC el pasado 3 de diciembre, donde se aprobó, trámite al que ha seguido la votación en el claustro universitario. Mauricio recordó, además de los extraordinarios méritos profesionales de Emila Casas, el deber de la universidad de cumplir con el principio de igualdad.

Plan de igualdad

«Es una oportunidad y también una conveniencia» el nombramiento de Casas porque «el eje tres del Plan de Igualdad de 2016 de esta universidad señala la necesidad reducir la brecha en la representación de doctores Honoris Causa y el deber de garantizar el equilibrio», dijo Mauricio. Y es que en la actualidad, señaló, «en el panel que vemos cuando entramos en el aula de Piedra [en la sede institucional de la ULPGC] se ve que tenemos 36 doctores Honoris Causa y solo dos doctoras».

Sonia Mauricio continuó hablando de la desigualdad de género, y recordó que Emilia Casas «como presidenta del Tribunal Constitucional consolidó la tutela antidiscriminatoria por razón de género y reforzó la protección de las trabajadoras embarazadas». Y apuntó las cifras de violencia de género de los tres primeros meses de este año, tiempo en el que han sido asesinadas 14 mujeres. Desde enero de 2003, primer año del que hay estadísticas oficiales, han sido asesinadas 989 mujeres. «Visibilizar el problema es parte de la solución», añadió Sonia Mauricio, que recordó emocionada a Saray González García, «estudiante de Relaciones Laborales de nuestra universidad» asesinada en 2015.