Educación

Embajadores por méritos propios

28/01/2020

Estudiantes del IES Cairasco de Figueroa, en el barrio de Tamaraceite, viajan mañana representando al alumnado español en Bruselas en el programa Euroscola, una iniciativa en la que aprenden y debaten en inglés y francés sobre los retos europeos.

Cerca de 900 estudiantes acuden diariamente al IES Cairasco de Figueroa. Una edificación de los años 70 enclavada en el barrio de Tamaraceite. De ahí partirán este jueves una veintena de adolescentes junto a dos profesoras rumbo al Parlamento Europeo en Bruselas. Son los embajadores y embajadoras que representarán a España en el proyecto Euroescola, una iniciativa que pretende implicar a la juventud del Viejo Continente en los valores ilustrados de la Unión Europea.

Este año, a diferencia de los anteriores, España seleccionó sin concurso al instituto que la representará en esta edición. «Tuvieron en cuenta nuestra trayectoria», comenta la coordinadora del proyecto, Mary Carmen Herrera. Ella y Dyane de Ruiter –profesoras de francés e inglés, respectivamente– comandarán la expedición canaria a Bruselas. Pero ha sido un trabajo en equipo. Más de 90 estudiantes han tomado parte del proyecto en los últimos tres cursos, alumnado que culmina la actividad con el diploma de embajador o embajadora júnior, así como buena parte del equipo docente, desde la profesora de Música y Artes Escénicas, Natalia Vidanes, hasta las de Griego (Vicky Perera) y Latín (Yoyi Llanos).

Durante el curso han trabajado asuntos como el medioambiente y las energías renovables, migración e integración, empleo juvenil, las adicciones, el futuro de Europa o la seguridad y los Derechos Humanos. Temáticas sobre las que van a debatir en Bruselas con el resto de institutos de la Unión que ha sido seleccionado para esta visita al edificio Loise Weiss, sede de la soberanía europea.

El grupo está emocionado. «Vamos a conocer la sede del poder legislativo europeo, donde se deciden las leyes que incumben a 28 países, a 27 en poco», se corrige Kaarlo Caballero recordando la salida de Reino Unido.

Un minuto.

En Bruselas tendrán un minuto para presentar cada escuela. El alumnado del Cairasco Figueroa ha preparado su alocución incluyendo una folía mientras suben al estrado. Contarán que su instituto tiene «apadrinada» a una niña de Nepal «desde hace años», que trabajan en 16 proyectos (igualdad, salud, solidaridad...) y qué significa vivir en una región ultraperiférica desde un barrio también periférico como Tamaraceite. Y lo harán en inglés y en francés, idiomas en los que tuvieron que pasar una entrevista para demostrar que podían participar en las actividades programadas durante su visita. Mejores representantes de España es casi imposible.