El Sagrado Corazón de Tafira gana el concurso de conocimientos financieros

08/10/2019

El colegio canario se impone en el certamen nacional en el que han participado 334 centros. La final se celebró ayer en la sede del Banco de España con la presencia de la ministra de Economía

ETIQUETAS:

Canarias7 / Las Palmas de Gran Canaria

El equipo de estudiantes de segundo de bachillerato del Colegio Sagrado Corazón de Tafira ganaron ayer la quinta edición del concurso nacional de conocimientos financieros Finanzas para Todos, organizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

La final se celebró ayer en la sede en Madrid del Banco de España con la presencia de la ministra en funciones de Economía, Nadia Calviño Santamaría, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que presidió el acto, y el presidente de la CNMV, Sebastián Albella Amigo. El centro grancanario se impuso al Colegio Sagrado Corazón de Coria, de Cáceres. Los dos finalistas llegaron al último día del concurso superando a un total de 334 colegios de toda España.

El alumnado del equipo del Sagrado Corazón de Tafira recibió un premio de 1.500 euros€ para su centro y por la tarde pudo disfrutar de visitas exclusivas a la Cámara del Oro y la Bolsa. La final del concurso se celebró coincidiendo con el Día de la Educación Financiera.

El equipo ganador está compuesto por Adrián Brito Padrón, Jorge Castilla Coello, Elena González de Miguel, Laura Jorge Ramírez y Javier Trujillo Soto.

Durante el acto celebrado ayer en el Banco de España, la ministra de Economía y Empresa en funciones reivindicó la educación financiera como «primera línea de defensa» de la ciudadanía ante la «posición de desventaja» en la que se encuentra el ciudadano y la «asimetría de información» de la que dispone respecto a las empresas del sector financiero, según informó Europa Press.

Calviño señaló que «el ciudadano siempre está en una posición de desventaja con respecto al operador económico» y que, por ello, «la primera línea de defensa tiene que ser una buena formación». En todo caso, ha reconocido que «esto no es suficiente», y que por ello es necesario «tener una buena regulación que garantice la estabilidad financiera de las entidades», una regulación «de su comportamiento y su conducta» y también «mecanismos eficaces para proteger a los ciudadanos cuando hay conflicto», así como una labor de los organismos supervisores «que garantice la protección del ciudadano».