«Educar a una niña es educar a un país»

05/03/2020

Irene Kyamummi, premio Harambee 2020 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana, trabaja para acercar la sanidad a niños de Kenia y próximamente lo hará en su país Uganda

«Cuando se educa a una niña, no solo aprende una asignatura, sino que se siente capaz de sacar a su familia y muchas cosas adelante. Por eso educar a una niña es educar a un país». La doctora Irene Kyamummi defiende que por esa razón África «será todo lo que las mujeres africanas queremos y consigamos con nuestro esfuerzo». Esta médico natural de Kampala (Uganda) se encuentra en España para recibir el premio Harambee 2020 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana, que reconoce su trabajo al frente de Child Health Project (CHEP) en Kenia, del que se han beneficiado más de 5.000 niños.

Irene Kyamummi, que desde niña quería ser médico –está especializada en anestesiología-, considera que la mujer africana es «emprendedora» por naturaleza, por lo que defiende que «con una educación cada vez va mejor llegará el momento en el que sea la propia mujer la que lleve adelante el continente». Pero para que eso ocurra, destaca que hay que «empoderarla y darla la educación que necesita para hacer cosas mas grandes de las que está haciendo ahora».

Esta mujer también subraya que son muchos los africanos que «dedicamos nuestras vidas a promover la igualdad básica de niñas y niños. Mi deseo es que puedan vivir sanos». Por ello a través del proyecto CHEP, que ahora quiere poner en marcha en su propio país, trabaja en la prevención y la atención médica «a niños necesitados, a prevenir infecciones y la desnutrición, porque cuando llegan a los hospitales ya están muy enfermos». «Hay una falta de educación de la salud, atiendes a niños que enferman y no saben que enferman. las familias que no saben cuándo hay que acudir al médico. Algunos padecen malnutrición, o enfermedades que se pueden curar fácilmente en una clínica», apunta.

De estamanera, uno de los objetivos del proyecto CHEP es la prevención de las enfermedades infantiles. Kyamummi afirma que «es importante tener una sociedad sana, y eso empieza en la juventud. La higiene es clave para evitar enfermedades». En su día a día, la doctora Kyamummi se encuentra con la «resistencia de los propios padres» a que sus hijos reciban la atención médica. Por ello, detalla que dedican «todos los esfuerzos en vencer esa resistencia para que llegue la ayuda a los padres y a la familia». Y es que desde su proyecto tratan de educarles «en higiene y nutrición», por lo que confiesa que necesitan abrir nuevos dispensarios para llegar a más población.

Respecto al futuro, la doctora Kyamummi dice que llevar el proyecto CHEP a su país es «un reto apasionante, ya que más de la mitad de la población son niños, un total de 23 millones». Y esa importancia radica en que en Uganda «tres de cada diez niños menores de 5 años sufren desnutrición. Y dos millones de niños tienen retrasos en el crecimiento». Pero para ello necesita 25.000 euros para poner en marcha el primer dispensario de su proyecto en Kampala.

Todo este trabajo es ahora reconocido con el premio que la doctora Kyamummi recoge este jueves de manos de la presidenta de honor de Harambee España, Teresa de Borbón dos Sicilias.