Una niña asiste a una clase digital. / ap

La educación del futuro llega a España

Vocento firma un acuerdo con la organización Code.org para llevar las ciencias de la computación a las escuelas, y organiza un debate sobre la igualdad de oportunidades y la preparación de las próximas generaciones

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPE Madrid

Las ciencias de la computación, que estudian la creación de tecnologías mediante los algoritmos, la informática o la robótica, no se enseñaban en las escuelas como parte de la formación básica hasta que Hadi Partovi creó Code.org. En esta plataforma trabaja con profesores y alumnos para que aprendan a resolver problemas científicos con formulaciones matemáticas. Comenzó en 2013 y su método ya está en una tercera parte de Estados Unidos, impulsada tanto por la administración de Obama como por la de Trump, y avanza en otros 70 países.

Con 60 millones de usuarios, llega a España con la misma idea: que todos los niños aprendan en todos los colegios los secretos para crear tecnología. En su defensa del principio de equidad y la eliminación de las barreras de acceso, le apoya Vocento. Este lunes, el consejero delegado Luis Enríquez y Hadi Partovi, CEO de Code, firmarán un acuerdo de colaboración, antes de la celebración de la mesa redonda 'El lenguaje del siglo XXI: ciencias de la computación'.

Además de Partovi y Enríquez, en este debate participarán otros protagonistas de la digitalización española, como Belén Amatriain, que dirigió Telefónica y Páginas Amarillas; Iñaki Berenguer, fundador de CoverWallet, una startup de seguros; y Carina Szpilka, presidenta de la asociación Adigital. Desde sus experiencias personales reflexionarán sobre el acceso a la tecnología, especialmente en el caso de las mujeres y los colectivos vulnerables; la preparación de las futuras generaciones; la igualdad de oportunidades a través de las ciencias de la computación; el papel de España como puerta de entrada de Code.org para el resto de Europa, y las resistencias que encuentran las ideas transformadoras en el sector de la educación.

«El aprendizaje de la computación científica abre puertas», dice Patrovi. «Es la habilidad más necesaria en la actualidad y lo seguirá siendo los próximos 50 años. Por lo tanto, creo firmemente que los estudiantes que están aprendiendo en nuestra plataforma estarán muy por delante de los estudiantes que no lo están. Serán los Bill Gates del futuro».