Imagen de uno de los examntes de la EBAU el pasado año, en la Facultad de Arquitectura de la ULPGC. / JUAN CARLOS ALONSO

La EBAU y el reto de superar las notas de corte: una decena de grados de la ULPGC pide más de un diez

Miles de estudiantes apuran sus estudios para la prueba, que empieza este miércoles, y lograr la calificación para entrar en la carrera deseada

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La nota de corte será el caballo de batalla al que tengan que enfrentarse quienes quieran entrar en una decena de carreras de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Para matricularse en el doble grado de Traducción e Interpretación Inglés-Alemán e Inglés-Francés hace falta un 13,3, siendo la máxima nota que se puede lograr en la ponderación entre Secundaria y la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) de 14. Le siguen las carreras relacionadas con ciencias de la salud, como Medicina, que requiere un 12,9 Enfermería, para la que se necesita un 11,8, igual que el doble grado en Administración y Dirección de Empresas y Turismo, o un 11,3 en Fisioterapia.

Por encima de 10 también están los grados de Veterinaria, que pide un 11,2, Enfermería en Lanzarote y Fuerteventura, para ambas es necesario un 10,9, o los grados de Traducción e Interpretación Inglés-Francés (10,3) e Inglés-Alemán (10).

LAS CLAVES

  • Acceso Las carreras de ciencias de la salud y el doble grado de Inglés-Alemán e Inglés-Francés piden las notas más altas en la ULPGC.

  • Plazas . Las notas de corte se utilizan para ordenar la matricula en grados en los que la demanda es muy superior a la oferta.

  • Cambios Las notas se corte cambian en función de las notas del alumnado con la ponderación de Secundaria y EBAU.

  • Opciones En las preinscripciones el alumnado elige hasta 12 grados diferentes.

Con todo, estas notas son, de momento, solo orientativas, pues en realidad son las calificaciones con las que entró el último estudiante en esa carrera el último curso. Las definitivas se conocerán una vez pase la EBAU y se comparen las notas que logre el alumnado de este año.

La existencia de las notas de corte no responde a qué carreras sean más difíciles que otras, se trata simplemente de una forma de poder ordenar las listas ante la demanda. Es decir, para estos grados el número de estudiantes que quiere entrar es muy superior al de las plazas que ofertan.

Así, entre las 49 titulaciones que oferta para el próximo curso la ULPGC, y que suman un total de 5.192 plazas, solo el 12,46% de ellas, 647, están destinadas a estas carreras en las que se solicita una nota superior al 10.

El doble grado de Traducción e Interpretación Inglés-Alemán e Inglés-Francés solo permite entrar a diez nuevos estudiantes el próximo curso. Veterinaria a 72, Medicina a solo 135 y Enfermería a 150.

Rozando el 10 se encuentra el grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (9,8) que oferta 100 plazas para alumnado de nuevo ingreso, y el Grado de Educación Primaria (9,8), que abre matrículas para 220 nuevos estudiantes. Sacar más de un 9 también es necesario para quien quiera entrar en Educación Infantil (9,3) o en el doble grado de Traducción e Interpretación Inglés-Alemán y Turismo (9,3).

Otras cuatro carreras, Educación Social, Ciencia e Ingeniería de Datos -que empezó a impartirse este curso como novedad y que oferta medio centenar de plazas-, Administración y Dirección de Empresas y Derecho y Lenguas Modernas necesitan una nota superior al 8.

En torno al 7 están carreras como Trabajo Social (7,7) o Educación primaria no presencial (6,3), mientras que el resto de grados, como varias ramas de Ingeniería, Turismo, Arquitectura o Derecho, basta con aprobar dado que ofertan más plazas que la demanda que tienen.

El proceso

¿Cómo se asignan las plazas? Una vez pasada la EBAU, hacia el 21 de junio, se abre el periodo de preinscripción en la ULPGC. Cada estudiante elige matricularse hasta en doce titulaciones, entendiendo que la primera es su opción principal. El sistema de asignación de plazas está configurado para asignar la posición más preferente de las elegidas y que, cuando se asigne una plaza, todos los grados elegidos en posición más baja sean eliminados», explican desde la universidad. Ese procedimiento se realiza hasta completar las nuevas plazas ofertadas en cada grado.