17/04/2018

Tras la convocatoria de la reunión de la Mesa de la Función Pública, la Consejería convocará finalmente 1.160 plazas, lo que supone casi la mitad de las 2.041 que tenía previstas inicialmente (881 menos).

Tras la reciente reunión con las organizaciones sindicales del colectivo docente, la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ha tenido que reducir sus expectativas iniciales en cuanto a la convocatoria de plazas para las oposiciones docentes, pasando de las 2.041 iniciales a las definitivas 1.160 vacantes, lo que ha supuesto una reducción de casi la mitad -881 menos-, debido a la Ley de Presupuestos Generales del Estado, la cual aún no ha sido aprobada y de la que depende en cierta manera la oferta.

El guarismo inicial se había contemplado en función de la tasa de reposición de las jubilaciones previstas conjugada con la estabilización del profesorado, que persigue reducir la tasa de interinidad en las Islas. Sin embargo, al final la propuesta para el próximo verano apenas superará el millar de plazas, que se dividirá en tres cuerpos correspondientes a 33 especialidades.

El antecedente del año pasado ha sido la principal preocupación del Ejecutivo autonómico, ya que se quedó sin oposiciones por la falta de la ley presupuestaria. Además, el actual escenario, aunque erosionado con respecto a las expectativas iniciales, complace a la mayor parte de los sindicatos, que también temían que el paso del tiempo pudiera repetir un situación similar a la vivida en 2017.