Canarias rebaja por segundo año las tasas universitarias

18/06/2018

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó este lunes el decreto por el que se fijan los precios públicos a satisfacer por la prestación de servicios académicos de carácter universitario para el curso 2018-19, para las universidades públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias, en el que se ha incluido, por segundo año consecutivo, una reducción del coste de los estudios que soportan las familias.

Para el próximo curso 2018/2019, la reducción de los precios públicos será de un 10% para los estudios de grado y de un 17,5% para los de máster. De esta forma, y teniendo en cuenta los precios actuales de las universidades pública en el resto del Estado, sólo en Galicia sería más económico acceder a una carrera universitaria que en Canarias, explica el Gobierno en una nota de prensa.

Aunque depende del nivel de experimentalidad de los diferentes estudios, el precio más barato de un crédito universitario quedará fijado en 10,18 euros, de manera que en Canarias se podrá cursar un año académico completo de los estudios de grado universitarios, a partir de 611 euros. En el caso de los másteres habilitantes, el precio mínimo por crédito se sitúa en 17,26 euros y, en los no habilitantes, en 19,92.

3,5 millones

Estos precios públicos se alcanzan en el segundo de los tres años de reducción de precios en las universidades públicas, de los tres previstos por el Gobierno para situarlas como las más económicas del Estado para las familias. Para que la minoración de un 8% en la matrícula de los estudios de grado y de un 15% en los másteres realizada el curso pasado no repercutiese en la calidad que pueden ofrecer al alumnado, el Gobierno compensó a las universidades con 3,5 millones de euros adicionales. Con esta nueva rebaja de la parte del coste de matrícula que recae sobre las familias, la previsión del Gobierno es incrementar su financiación en torno a cuatro millones de euros más. La finalidad de esta medidas es fomentar las matriculaciones y lograr que ninguna persona con aptitudes tenga que renunciar.