Colegio Heidelberg: el presente de la educación del futuro

El Colegio Heidelberg abrió sus puertas hace 50 años y lleva más de 10 consecutivos ocupando los puestos más altos de los ranking de mejores colegios de España.

CANARIAS7

El pasado 12 de noviembre el Colegio Heidelberg cumplió 50 años. El proyecto nació con un claro propósito de ofrecer una educación vanguardista en la que los idiomas, la tecnología, la proyección internacional, el deporte y la educación en valores han sido protagonistas de su modelo educativo. La institución ha sido capaz de transformar su propuesta formativa al mismo ritmo al que el mundo ha ido evolucionando y se ha posicionado como un referente indiscutible en innovación educativa, liderando así la transformación de la educación en Canarias.

Desde un punto de vista objetivo, la excelencia académica del Colegio Heidelberg es avalada cada año por los resultados que obtienen sus alumnos tanto en la EBAU (en la convocatoria del pasado año lograron una nota media de acceso a la universidad 8,35 sobre 10), como por el alto nivel de inglés y alemán que certifican hasta un nivel C1 a través de los exámenes externos de Cambridge English, Goethe-Institut y Deutsches Sprachdiplom der KMK.

Además, forman parte de la Organización del Bachillerato Internacional (IB) que permite a sus alumnos acceder a Universidades de cualquier parte del mundo sin necesidad de realizar ningún tipo de convalidación. Esto favorece la presencia de sus alumnos en las universidades más prestigiosas de cada continente.

Ofrece una educación vanguardista en la que los idiomas, la tecnología, la proyección internacional y el deporte son los pilares de su proyecto

La excelencia académica no es solo cuestión de notas

Además de alcanzar una buena formación académica, las escuelas deben asegurar que los estudiantes estén preparados para lidiar con los verdaderos retos de la vida una vez acaben su etapa escolar, tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Desde el Colegio Heidelberg son plenamente conscientes de esta realidad y por ello promueven un modelo educativo equilibrado e incluyente que potencia el desarrollo de las competencias académicas de los estudiantes. Además del conocimiento, se enseña a los alumnos a actuar con responsabilidad, pensar de manera crítica y creativa, superar obstáculos y a esforzarse en resolver los retos reales que se les plantean en el día a día.

Las metodologías han desbancado en gran medida las clases magistrales y la gran mayoría de los libros de texto, para dar lugar a entornos de aprendizaje más participativos, dinámicos y creativos donde el alumno se sitúa en el centro de su aprendizaje y conecta emocionalmente con lo que está estudiando. Esta forma de entender la educación, no solo resulta conveniente para el desarrollo de habilidades y competencias transversales, sino que contribuye a que ir a clase cada día resulte ilusionante, motivador y retador para el alumnado.

Ofrece una educación vanguardista en la que los idiomas, la tecnología, la proyección internacional y el deporte son los pilares de su proyecto