118 comedores abren el lunes para 2.621 escolares canarios

29/06/2017

Los comedores de 118 centros educativos de Canarias se abrirán el próximo lunes para 2.621 escolares de familias con pocos recursos. Los datos de matriculación confirman el descenso de comensales de los últimos años. Cuando esta medida arrancó en 2013, los inscritos ascendieron a 6.000 alumnos y alumnas.

Desde el próximo lunes y hasta el 31 de agosto escolares que ya durante el curso disponen de cuota cero en los comedores por la escasa renta de sus familias podrán comer y acudir a talleres en alguno de los 118 centros de cabecera del programa educativo distribuidos en siete islas. En 2013, cuando más golpeaba la crisis, Canarias fue pionera a nivel estatal en abrir los colegios durante las vacaciones a los niños y niñas de familias empobrecidas y asegurarles así el almuerzo.

Ese año hubo algo más de 6.000 escolares inscritos y la cifra se ha ido reduciendo paulatinamente, según datos facilitados por la Administración educativa: 4.895 escolares en 2014, 4.182 en 2015, 3.206 en 2016 y los 2.621 matriculados hasta el martes de esta semana (la cifra puede variar hasta el último momento).

«Lo importante es que hemos constatado que los niños y niñas que lo necesitan tienen el servicio y el descenso de la matriculación puede explicarse, aunque de forma muy prudente, en la mejora de las situaciones familiares», destaca Rafael Bailón, director general de Ordenación y Promoción Educativa.

Este año ha descendido el número de comensales en todas las islas, salvo lanzaroteños y gomeros. Tenerife es la que tiene más inscritos, con 1.253, seguida de Gran Canaria (955), Lanzarote (150), La Palma (138), Fuerteventura (76), El Hierro (38) y La Gomera (11).

Los escolares permanecerán en el centro desde las once de la mañana a las dos de la tarde. Las dos primeras horas las dedicarán a diferentes talleres y comerán en la tercera. De 2013 a 2015 las actividades tenían como eje central el inglés, pero cambió en 2016, pasando a denominarse el programa de talleres de inmersión lingüística a lúdico-educativos. Este año se primará, según Bailón, el aspecto «convivencial y de disfrute, para que los escolares lo puedan vivir más como un campamento de verano».

En un principio Educación tenía previsto 170 centros de cabecera pero el ajuste de la matrícula ha dejado la cifra en 118. «No hay necesidad de abrir más», dice el director general. A ellos acudirán estudiantes de 380 colegios de toda Canarias.

Bailón afirma que hay situaciones de zonas con muy poco alumnado como para abrir centros enteros y se han articulado soluciones puntuales en coordinación con los ayuntamientos, de tal manera que los menores participan en actividades municipales y tienen la comida, por ejemplo, tras acordarlos «con restaurantes» cercanos. Los ayuntamientos son los encargados de poner personal para abrir y cerrar los centros, limpiarlos y «unos sí y otros no» aportan el transporte de los escolares.

El Servicio Canario de Empleo dispone de hasta 500.000 euros para la selección y contratación de los monitores de los talleres. Serán 214 en julio y 206 en agosto, ya que el segundo mes bajan los inscritos. La Consejería de Educación tenía consignado 900.00 euros para la contratación de los catering y los auxiliares de comedor, 45.